El Español
Vivir
|
Salud

Vídeo: Las urgencias del Chus de Santiago vuelven a estar saturadas con pacientes en los pasillos

La Asociación de Pacientes y Usuarios del CHUS denunció las condiciones de los pacientes en urgencias el pasado 25 de noviembre
Imágenes del 25 de noviembre de 2022, pacientes estacionados en los corredores del Clínico de Santiago
Asociación de Pacientes e usuarios do CHUS
Imágenes del 25 de noviembre de 2022, pacientes estacionados en los corredores del Clínico de Santiago

La proximidad del pico de contagio de la gripe, la proliferación de virus respiratorios en los más pequeños, y las condiciones del servicio de urgencias en el Clínico de Santiago ha hecho que vuelva a colapsar el departamento. La Asociación De Usuario y Pacientes del CHUS ha vuelto a publicar un vídeo en el que se ven a pacientes graves en los corredores, esperando por una cama.

En el vídeo, al igual que en el de inicios de mes, se puede observar a pacientes en sillas de ruedas en las salas de observación y corredores del hospital. Según la entidad, a las 16:50 horas del pasado viernes 25 de noviembre, 27 pacientes graves estaban esperando a ser atendidos en los pasillos, mientras que los que tenían asignado un ingreso en planta, se encontraban ocupando los espacios de trabajo.

"A proporción de pacientes por médico chegou a ser de 18 cando, de acordo cos estándares de calidade, a partir de 11 pacientes/médico a carga de traballo é inabordable para o persoal sanitario producíndose una merma na calidade na atención e un aumento do índice erros. Ás 18:45 horas 18 pacientes aínda seguían colocados nos corredores de acceso", denunció por redes sociales la asociación.

La entidad viene señalando desde hace meses que existe un problema con la privacidad de los pacientes y que empeora la atención sanitaria. "Os responsables do servizo e a xerencia seguen banalizando a situación e esquecen que nese corredor producíronse falecemento de persoas que deberon ser atendidas nos lugares destinado para elo", indican.

La asociación también señala que en muchas de estas ocasiones hay camas disponibles para los pacientes y que la presión asistencial se da por la carga de atención presencial de otros complejos hospitalarios de la zona. "Mentres o servizo está en estado de colapso permanente, o nivel de ocupación das camas era do 54 por 100, seguen pechadas 20 camas no hospital Gil Casares e os servizos de atención primaria da área sanitaria soportando unha maior carga de atención con demoras para unha cita presencial entre 4 e 15 días."

Desde el Sergas se defienden e indican que : "A Área Sanitaria De Santiago e Barbanza tiña xa previsión do aumento das urxencias hospitalarias consecuencia do incremento das infeccións respiratorias que marcan sempre esta época do ano, polo que conta co seu Plan de Continxencia aprobado e presentado recentemente e onde se contempla o dimensionamiento dos servizos en todas as situacións. A entrada de pacientes nas urxencias fluctúa, puidendo concentrarse un maior número en momentos puntuáis sen que existan problemas de atención e mantendo sempre a Calidade asistencial."

Sin embargo, la asociación continúa denunciando la "política da avestruz" de los responsables sanitarios. " O servizo galego de saúde está gravemente enfermo deixando ao seu paso, pacientes non diagnosticados, demoras inxustificables, exceso de mortalidade non xustificada, dano físico e moral ao pacientes nos servizos de urxencias e profesionais desbordados sen capacidade de dar a atención adecuada."

Vivir