El Español
Opinión
|
Tribuna Abierta

¿Qué leche quieres?

Tenemos a nuestra disposición leches para todos los gustos y para todos los públicos
Marta Mosquera Parrado
Por Marta Mosquera Parrado

Hace algunos años siempre que pensábamos en leche, pensábamos en leche de vaca. Hoy en día, debido principalmente al aumento de alergias,  intolerancias a la lactosa y a las malas digestiones, podemos enumerar más de 10 tipos de leches.

La clasificación más básica sería diferenciar entre leches de origen animal y de origen vegetal.

Un dato interesante es que las leches vegetales, en realidad no son leches, sino que son productos vegetales derivados de semillas, frutos secos, granos o legumbres, disueltos en agua. Tienen un cierto parecido físico a las leches de animales, de ahí su nombre, pero no son productos lácteos.

En la clasificación de leches de origen animal, podemos encontrar la leche de vaca, leche de cabra y leche de oveja como leches más accesibles, pero también existen leche de burra, camella, dromedaria, yak, cierva, llama... Todas estas leches tienen en común que son el alimento principal y único al nacimiento de los mamíferos, por lo que están cargadas de propiedades nutricionales que hacen que el animal crezca rápidamente en los primeros meses de vida.

Las leches que provienen de rumiantes (vaca, cierva o camella) son más ricas en colesterol y también en ácidos grasos saturados y monoinsaturados. Por otra parte tienen menos azúcares (como es la tan famosa lactosa) que otras leches animales pero mayor cantidad de proteína caseína.

Las leches semidesnatadas o desnatadas, son estas leches a las que se les quita parte de su grasa y se le devuelve una cantidad concreta. Al retirar esta grasa también se retira colesterol, ácidos grasos esenciales y vitaminas.

Si comparamos las leches animales, podemos decir que en relación a la cantidad de proteínas y grasas, la leche de oveja es la que posee mayor cantidad de proteínas y grasas, y la leche de vaca y cabra estarían a la par en estos componentes. La leche de cabra tiene un menor aporte calórico.

Dentro de las llamadas leches vegetales, la que más se asemeja a la leche de vaca es la leche de soja, ya que es rica en Calcio y Vitamina D

La leche de arroz estaría muy recomendada para quellas personas que padecen intolerancia al gluten o a lactosa, pero no estaría indicada para diabéticos, ya que posee un alto índice glucémico

Otra leche vegetal que no posee ni gluten ni lactosa es la leche de almendra. Sería muy recomendable para aquellas personas con un Colesterol LDL alto,  ya que no el colesterol en estas “leches” es casi inexistente.

Y si lo que buscas en una leche es el sabor dulce, una buena alternativa es la leche de coco, ya que es dulce de por sí pero con bajo contenido en glucosa  y fructosa. Tiene características que la hacen muy indicada en personas que sufren de extreñimiento.

Si tenéis cualquier duda, como siempre quedo a vuestra disposición en info@farmaciaciudadvieja.com

Marta Mosquera Parrado
Marta Mosquera Parrado
InstagramLinkedIn
Farmacéutica Especialista en Análisis Clínicos y Titular de la Oficina de Farmacia en la Ciudad Vieja de A Coruña. Directora Médica en Laboratorio Eurofins - Megalab.