El Español
Treintayseis
Vivir
|
Salud

“Los chequeos son una gran herramienta para prevenir enfermedades y detectarlas precozmente”

Los chequeos son una excelente herramienta para controlar los factores de riesgo, prevenir enfermedades y ayudar a diagnosticarlas en etapas tempranas
Ribera Salud
Ofrecido por:

Los chequeos médicos consisten en una serie de pruebas diagnósticas con el fin de conocer el estado de salud del paciente y proponerle estrategias para mejorar su condición y su calidad de vida. Son una excelente herramienta para controlar los factores de riesgo, prevenir enfermedades y ayudar a diagnosticarlas en etapas tempranas, cuando son más tratables y pueden tener mejores resultados. Y especialmente indicados cuando se inicia la práctica de una actividad física o deporte exigente.

El grupo Ribera ofrece diferentes tipos de chequeos médicos en sus tres centros de Galicia. El director asistencial del Hospital Ribera Juan Cardona, el doctor Erick Matías Duarte, nos explica las ventajas de realizar uno de estos controles y las distintas opciones que ofrece su centro sanitario.

Dr. Matías, ¿cuáles son las ventajas de hacerse un chequeo médico?

La posibilidad de realizar un chequeo específico, y que el contenido esté adaptado y dirigido al paciente concreto, hace que se eviten pruebas innecesarias y que podamos valorar lo que realmente es relevante en cada caso. El paciente también se ahorra desplazamientos al hospital porque se coordinan las citas, y no se le complican con visitas separadas a distintos especialistas.

¿Qué tipo de chequeos médicos se ofrecen en su hospital?

En el Hospital Ribera Juan Cardona contamos con tres tipos de chequeos generales y tres chequeos monotemáticos. Estos últimos serían el chequeo cardiovascular, el pulmonar y el urológico, con foco especial en enfermedades relacionadas con estas áreas.

En cuanto a los chequeos generales, tenemos el chequeo básico, en el que el especialista asignado realiza un cuestionario acerca de los antecedentes personales y familiares, así como una exploración física (medición de peso, talla, pulso, temperatura y tensión arterial, exploración neurológica básica, otoscopia, auscultación cardíaca y pulmonar), exploración abdominal y exploración de extremidades. Además, se realizan una seria de pruebas, siguiendo el criterio médico del especialista, que incluirían: analítica, hemograma, bioquímica hepática, bioquímica renal, perfil lipídico, glucosa, electrocardiograma y PSA (en hombre mayores de 50 años).

Después, tenemos el chequeo general en el que se añaden otras pruebas en función de las necesidades como pueden ser ecografía, espirometría, evaluación auditiva, consulta oftalmológica, citología, ergometría e incluso un TAC de tórax de baja radiación

Y, por último, el chequeo premium sería un estudio más a fondo con más especialidades implicadas y pruebas más concretas en función de los resultados de las realizadas previamente.

¿Varía el tipo de chequeo en función de la edad del paciente?

Las recomendaciones son diferentes. Así en la edad adulta, entre los 20 y los 39 años, se recomiendan exámenes físicos regulares cada 1-3 años, que pueden incluir mediciones de presión arterial, índice de masa corporal (IMC) y evaluación de riesgos de enfermedades crónicas como la diabetes. Para las mujeres, se incluirían revisiones ginecológicas y evaluación de la salud reproductivas. Además, se añadirían pruebas de detección de enfermedades de transmisión sexual (ETS) para aquellos perfiles de riesgo.

En la edad adulta media, entre los 40 y 64 años, sería interesante realizar un chequeo médico anual o cada dos años, que pueden incluir análisis de sangre para colesterol, glucosa en ayunas, y otras pruebas para detectar enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes y el cáncer. Para las mujeres se ser realizarían, además, mamografías regulares y detección de osteoporosis tras la menopausia, y en el caso de los hombres, colonoscopia u otras pruebas de detección de cáncer colorrectal a partir de los 50 años.

Y para edades más avanzadas, de 65 años en adelante, los chequeos médicos deberían ser anuales, con énfasis en la detección y manejo de enfermedades crónicas, así como la evaluación de la función cognitiva, la revisión de las vacunaciones recomendadas (principalmente gripe y neumonía) y pruebas de detección de cáncer de próstata en los hombres.

Es importante tener en cuenta que estas son solo pautas generales y que las recomendaciones específicas pueden variar según la historia clínica individual, los factores de riesgo y las pautas médicas locales. Siempre es mejor consultar con un médico para obtener orientación específica sobre los chequeos médicos adecuados para cada persona.

¿Cuáles son los pasos para solicitar y realizar este tipo de chequeos?

En todos los hospitales del grupo sanitario Ribera en Galicia, tanto Ribera Juan Cardona en Ferrol, Ribera Povisa en Vigo y Ribera Polusa en Lugo, los pacientes pueden acceder a varios tipos de chequeos.

Solo tiene que ponerse en contacto con el hospital y una vez solicitada la cita, les llamaremos para conocer los detalles de su solicitud y trazar el plan personalizado. Una vez realizado el chequeo haremos un seguimiento activo y orientado, con un informe detallado del mismo.

Para más información: 

www.riberasalud.com/juan-cardona/ 

citas@hjcardona.org 

https://riberasalud.com/juan-cardona/contactar-con-el-hospital-juan-cardona/

Beneficios de los chequeos médicos

  1. Detección temprana de enfermedades: Los chequeos médicos pueden ayudar a detectar enfermedades en etapas tempranas, cuando son más tratables y pueden tener mejores resultados. Esto incluye enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión arterial y el cáncer.
  2. Prevención de enfermedades: Los médicos pueden proporcionar orientación sobre hábitos de vida saludables, como una dieta equilibrada, ejercicio regular, abstinencia de tabaco y consumo moderado de alcohol, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas y promover una buena salud.
  3. Manejo de factores de riesgo: Los chequeos médicos permiten evaluar los factores de riesgo individuales, como el colesterol alto, la obesidad, la presión arterial elevada y la historia familiar de enfermedades, y tomar medidas para controlarlos o reducirlos.
  4. Monitoreo de la salud: Los chequeos regulares permiten monitorear la salud a lo largo del tiempo y detectar cambios que podrían indicar la necesidad de intervenciones médicas o cambios en el tratamiento.
  5. Promoción del bienestar general: Además de detectar enfermedades, los chequeos médicos pueden ayudar a promover el bienestar general, proporcionando oportunidades para discutir inquietudes de salud, recibir consejos sobre estilo de vida y establecer relaciones continuas con profesionales de la salud.
Vivir