El Español
Treintayseis
Vivir
|
Salud

La cirugía bariátrica, una solución para el 70% de los pacientes con obesidad

Las diferentes técnicas quirúrgicas pueden lograr un 40% de pérdida de peso de los 12 a 18 meses después de la cirugía, y supone un mejor mantenimiento de éste a largo plazo frente a los abordajes no quirúrgicos
Cirugía da vinci
Quirónsalud
Cirugía da vinci
Ofrecido por:

La cirugía de la obesidad, conocida como cirugía bariátrica, es el tratamiento más efectivo para los pacientes con obesidad mórbida, es decir, con un índice de masa corporal (IMC) igual o mayor a 40, o personas que presentan un IMC menor, pero padecen otras enfermedades vinculadas a esta. La Sociedad Americana de Diabetes también recomienda esta cirugía para tratar esta enfermedad y que es la mejor solución en un 70% de los casos de Obesidad Mórbida.

En el Hospital Quirónsalud Miguel Dominguez y en el Hospital Quirónsalud A Coruña ofrecemos una evaluación individualizada del paciente con obesidad y con un equipo multidisciplinar que acompañará al paciente en todo el proceso formado por cirujanos generales, digestivos, endocrinólogos, psicólogos, psiquiatras y nutricionistas entre otros, para poder establecer el tratamiento más adecuado.

El doctor Jesús Sanchez Nebra, jefe de la Unidad de Obesidad del Hospital Quirónsalud Miguel Domínguez, explica que “es vital realizar una evaluación médica inicial personalizada, de este modo, podemos recomendar la cirugía más adecuada para cada persona e iniciar el tratamiento de forma inmediata”.

El doctor Jesús Sanchez Nebra,

Existen múltiples técnicas de cirugía bariátrica que se pueden clasificar en restrictivas, aquellas que acortan el tamaño del estómago, malabsortivas que reducen la absorción de alimentos y las mixtas. “Siempre que sea posible, recomiendo la cirugía restrictiva, en concreto, la gastrectomía tubular conocida como manga gástrica porque no produce ningún déficit alimenticio”, indica el doctor Sánchez Nebra. Esta técnica consiste en reducir el estómago dándole forma tubular, lo que minimiza significativamente el volumen de la ingesta y la sensación de hambre.

En la Unidades de Obesidad de los hospitales de Quirónsalud en Galicia también se realizan otras técnicas como el bypass gástrico, el cruce duodenal o la colocación del balón intragástrico, entre otras. Las técnicas quirúrgicas bariátricas pueden lograr un 40 % de pérdida de peso de los 12 a 18 meses después de la cirugía, y con un mejor mantenimiento de este peso a largo plazo que los abordajes no quirúrgicos.

El Hospital Quirónsalud A Coruña se ha llevado a cabo con éxito el pasado mes de septiembre la primera cirugía de Obesidad con el robot Da Vinci, tecnología incorporada recientemente al centro y que fue realizada por el doctor José Noguera, cirujano general del Hospital Quirónsalud A Coruña. “La visión en tres dimensiones aumentada y la movilidad de los instrumentos facilitan el acceso a zonas anatómicas complejas. El principal beneficio de esta técnica quirúrgica es que añade mayor seguridad y precisión a la cirugía. Los pacientes tienen menos dolor durante el postoperatorio, una recuperación más rápida, menos días de hospitalización y pueden incorporarse antes a su actividad habitual”, explica el doctor José Noguera.

La plataforma Da Vinci de última generación permite al cirujano realizar las intervenciones quirúrgicas a distancia, sentado frente a una consola instalada en el interior del quirófano, mediante la cual controla unos brazos robóticos articulados. Este sistema computarizado es capaz de reproducir el movimiento de las manos, muñecas y dedos del cirujano y además de otorgarle más precisión durante la intervención minimizan los posibles temblores involuntarios y perfeccionan los movimientos del experto. También este sistema quirúrgico ofrece una visión ampliada y nítida de las estructuras anatómicas del área donde se está interviniendo.

Actualmente, la cirugía robótica es la técnica más sofisticada y avanzada del mundo en cirugía mínimamente invasiva disponible, se caracteriza por aportar mayor precisión y seguridad a las cirugías, así como por optimizar el tiempo quirúrgico.

El doctor José Noguera

Un año de control y seguimiento

La pérdida de peso más importante se produce durante los primeros seis meses, pero se prolonga hasta el año o año y medio de la intervención, momento en el que se estabiliza el peso. El seguimiento postoperatorio, un control nutricional y psicológico es fundamental para mantener esta pérdida de kilos en el tiempo y evitar la "reganancia" de peso.

La cirugía de la obesidad implica cambios muy importantes en los hábitos de alimentación que requieren de un período de adaptación. El tratamiento en las Unidades de Obesidad de Galicia de Quirónsalud incluye seguimiento psiquiátrico o psicológico y nutricional, después de la intervención quirúrgica. “Nos ocupamos de todo el proceso: asesoramiento, control y seguimiento previo a la cirugía y acompañamiento posterior.” destaca el doctor Jesús Sanchez Nebra.

El equipo de dichas unidades, ofrecen toda la información al paciente para que conozca el objetivo terapéutico en cada etapa del proceso y el presupuesto cerrado.

El éxito de la cirugía de la obesidad demanda que se realicen cambios en los hábitos de vida y alimenticios. No hay fórmulas milagrosas, es necesario acostumbrarse a unos hábitos saludables para toda la vida.

Más calidad de vida

Junto a la reducción del peso, los pacientes que se someten a una cirugía de la obesidad obtienen un conjunto de beneficios para su salud de manera inminente como la remisión de las comorbilidades, la reducción de la mortalidad y el incremento de la calidad de vida, una de las grandes demandas de estos pacientes.

Esta cirugía también ofrece otros beneficios como la reducción de muertes prematuras, la reinserción en el mercado laboral, el aumento de la capacitación profesional y la disminución de las bajas laborales.

Consulta información sin compromiso:

Unidad de Obesidad Hospital Quirónsalud Miguel Domínguez:

Unidad de Obesidad Hospital Quirónsalud A Coruña

Vivir