El Español
Vivir
|
GastroGalicia

Eligen la calle de la Barrera (A Coruña) como mejor zona de Galicia para tapear

La revista Tapas Magazine escoge este lugar donde se pueden encontrar propuestas de todo tipo: desde clásicos como el cocodrilo (un filete con patatas en lonchas) hasta platos gourmet y selectivos
Calle Barrera.
Andrea Botana
Calle Barrera.
Ofrecido por:

Situada junto a otras céntricas calles populares en el centro de A Coruña, como Olmos o el barrio de la Pescadería, la calle de la Barrera forma parte de la popular ‘Ruta de los vinos de la ciudad herculina’ y es conocida por los bares y las actividades de ocio que promueven los hosteleros.

Estos atributos no han pasado desapercibido para el ranking de «las mejores calles para irte de tapas en cada Comunidad Autónoma», elaborado por Tapas Magazine, la primera revista gastronómica y lifestyle de SpainMedia.

Desde la publicación, en lo que respecta a Galicia se ha elegido esta calle coruñesa como la mejor zona de la comunidad para ir de tapas y en ella se pueden encontrar propuestas de todo tipo: desde clásicos como el cocodrilo (filete con patatas) hasta comida más innovadora como la hawaiana del Aloha Waikiki.

Amplia oferta gastronómica

En la calle de la Barrera se puede disfrutar de una gran oferta gastronómica en establecimientos con mucha solera como la Tasca O Tarabelo, donde el vino se bebe en cunca de barro y se sirve acompañado de generosas tapas o restaurantes como el Intenso, que destaca por platos creativos como la tortilla de langostinos o las setas shiitake. En esta zona también se ubican bares de tapas muy concurridos como La Gula, el Surrey o Puesto 28.

Por otra parte, la Barrera alberga locales como la tapería Lola & Cía, que se caracteriza por servir tapas XL como los tronquitos de yuca con guacamole o las croquetas de lacón; la Bola de Cristal 80 & 90, que cuenta con unos cócteles diferentes y buena música; el restaurante TapaNegra, donde se pueden desgutar tapas gourmet y vinos selectivos; o la Mala Vida, un lugar peculiar con propuestas alternativas como el bocadillo «bao» de codillo o el timbal de pulpo con zamburiñas y portobello.

Vivir