El Español
Treintayseis
Vivir
|
GastroGalicia

Amador sorprende en Navidad con luces por sus 100 años: "Estamos muy agradecidos a Ferrol"

Este negocio familiar quiere celebrar así con los ferrolanos el centenario de su fundación
Ofrecido por:

Alejandro Amador tiene la tremenda suerte de pilotar el emblemático negocio ferrolano Casa Amador cuando éste alcanza los 100 años. En varias ocasiones durante los pasados meses desde el local habían anunciado que habría alguna sorpresa por el centenario, y por fin llegó el pasado viernes, a la 18:00 horas, con el encendido de un llamativo alumbrado por todo el edificio, hasta el tercer piso, a base de una lluvia de luces que abarca las dos fachadas que dan a la plaza del Callao, en las calles Carmen e Iglesia, y dos grandes números 100 colocados en los balcones.

De todos los días posibles de 2023, haber apurado tanto el año tiene una explicación. Alejandro explica que por un lado la Navidad es la mejor época para el local, es cuando recibe más clientes en busca de un regalo original y exquisito. Por otro, los datos que tiene la familia fijan en noviembre de 1923 el momento exacto de la fundación de Casa Amador.

"Estamos encantados con la respuesta que ha tenido la iluminación del centenario", explica Alejandro, que pertenece a la cuarta generación del negocio. "Ha sido un auténtico éxito", desde el viernes por la tarde "mucha gente se acercó a verla y a hacer fotos". Estará hasta después de Reyes.

Un detalle con los ferrolanos

Han querido tener este detalle con los ferrolanos porque "siempre nos han tenido muy en cuenta", asegura Alejandro con humildad. Querían compartir con ellos toda una vida al frente de un acogedor negocio en manos de grandes profesionales.

Pueden presumir de tener una clientela "muy fiel". Algunos clientes, por el centenario, "vienen y nos cuentan los recuerdos que tienen de cuando venían a comprar con sus abuelos". "Estamos tremendamente agradecidos" a los ferrolanos, afirma, pues Casa Amador ha estado muy presente en la vida de buena parte de ellos.

En los cinco años que lleva al frente, Alejandro ha visto una evolución en la ciudad. "Cuando llegué Ferrol estaba atravesando un bache pero en este tiempo he visto que está resurgiendo, se están abriendo muchos locales y eso es muy bueno para todos".

Con motivo del centenario han sacado bolsas con la nueva imagen del negocio, que mantiene el rostro del bisabuelo de Alejandro, Teodoro, el fundador; los rombos; los tonos rojo y blanco; y a la pareja formada por Pencho y Manolo. "Mi bisabuelo fue un hombre muy ligado a la cultura y a los artistas gallegos", explica, y "creemos que son dos amigos suyos: Pencho (Prudencio Piñeiro, compositor y violinista) y Manolo (Manuel Quiroga, caricaturista, pintor y violinista)".

Nueva imagen y productos estrella

La nueva imagen ya está en los paquetes de café de medio kilo, que incorporan una válvula desgasificadora y nuevo cierre. La intención es que la nueva marca se vaya incorporando a todos los tamaños de paquete de café.

Además del café, otro de los productos estrella de Casa Amador son los frutos secos. Ahora en Navidad "también estamos viviendo un importante auge" del bollo navideño de origen italiano Panetone y se mantiene el interés por sus originales turrones y los mazapanes de Santo Tomé, que siguen cimentando aún más la reputación de este negocio familiar.

"Cada vez se regalan más lotes de productos, algo que antes era más un recurso para empresas". En estas cajas "podemos meter de todo, desde ibéricos, quesos, algo de bodega y conservas hasta aceite o galletas". Y así a por otros 100.

TEMAS:
Vivir