El Español
Treintayseis
Economía
|
Comercio

Una histórica zapatería de A Coruña recomendada por los podólogos busca relevo

El propietario de Calzados Reno confiesa que "muchas clientas quedarán desatendidas" cuando ellos se vayan, por lo que buscan a alguien que les sustituya
María, dependienta de Calzados Reno
Quincemil
María, dependienta de Calzados Reno
Ofrecido por:

En el número 151 de la calle San Andrés se ubica una zapatería con más de un siglo de historia. El podólogo firma con esta dirección sus recetas para aquellas personas que buscan un calzado en específico acorde a sus necesidades. Y si lo que quieres es comodidad, también es tú lugar.

Calzados Reno se traspasa tras 116 años de servicio desde su apertura en 1908. El negocio familiar que ahora dirige José Villar cerrará sus puertas pasado verano, lo que podría suponer el fin de una firma especializada en calzado ortopédico y adaptado a las necesidades de cada pie. "Es la única tienda en toda A Coruña especializada en este tipo de calzado", asegura el propietario, José Villar.

Gente de toda la provincia de A Coruña acude a Calzados Reno en busca de su horma ideal. Hay modelos para todos los bolsillos: desde los 20 euros hasta los 250. Para aquellos que padezcan de juanetes, tienen una amplia gama de zapatos donde elegir, o para quien tenga problema con la pisada, también puedes buscar entre todas sus opciones. Y ya no solo eso, si lo que buscas es el confort, de eso van sobrados: cuentan con zapatos que son tan ligeros como una pluma.

Se trata de una tienda multimarca que tiene firmas alemanas, francesas, españolas y de todas partes del mundo: Suave, Ara, Eoligeros, Skechers, Arcopedico, Paula Urban... Todas estas disponen de sus particularidades y adaptaciones a determinados problemas al andar, así como zapatos de hormas anchas para aquellas personas que tienen problemas para encontrar su número.

"Un montón de clientas quedarán desatendidas"

Debido a todas estas ventajas, "los podólogos recomiendan Calzados Reno a sus pacientes". "En cuanto nos marchemos quedarán un montón de personas desatendidas, y es lo que nos da verdadera pena", explica José Villar. Su amplia agenda de clientes no les permitirá cerrar hasta que no encuentren a otra persona que asuma la actividad de su negocio.

El propietario, después de una vida entera trabajando en el negocio de su familia, confiesa que no se quedará tranquilo hasta que alguien le sustituya en esto. "Si no nos queda otra opción se lo tendremos que ceder a alguien que quiera montar otra cosa aquí, pero no es lo que nos gustaría. Las clientas no paran de decirnos que a dónde irán cuando nosotros dejemos el local", añade.

Coruñeses y coruñesas que llevan yendo allí toda la vida se quedarán "desatendidas", sobre todo porque el personal que trabaja en Calzados Reno está especializado y se conoce al detalle el pie de cada persona. Ya no solo se trata del producto, sino de la atención personalizada, por ello, el propietario asegura que no se despegará del teléfono hasta que encuentre a alguien que le releve en su negocio.

Economía