El Español
Treintayseis
Economía
|
Empresas

Una gestora administrativa de A Coruña, contra la carga burocrática innecesaria de los autónomos

Ana Belén Muñiz Vera nos relata cómo está tratando de evitar que se establezca la obligatoriedad de comunicación de los datos de los autónomos societarios a la Seguridad Social
Ana Belén Muñiz Vera, gestora administrativa.
Ana Belén Muñiz Vera, gestora administrativa.

Contenido patrocinado

Solo hay que prestar un poco de atención para darnos cuenta de que nuestro día a día está cargado de trámites que la mayoría de las veces pueden hacernos llegar a perder la paciencia: Alquilar una propiedad, adquirir un vehículo, solicitar una subvención , presentar una alegación o un recurso... un extenso etcétera que se acentúa en el caso de las y los trabajadores autónomos, sometidos desde hace tiempo a una carga burocrática muy tediosa.

Por suerte existen profesionales, como Ana Belén Muñiz Vera, que ofrecen servicios de gestión administrativa para ayudarte a entender notificaciones, mantener tu documentación al día, mantenerte actualizado de los cambios en las normativas y, en resumen, evitar que dejes sin resolver gestiones que puedan acarrearte cualquier tipo de problema.

"El secreto de una buena gestión es la mano de un buen profesional".

Ana Belén, responsable de Muñiz Vera Gestión.

Con una vocación que le viene de familia, Ana Belén siempre estuvo interesada en asuntos relacionados con temas administrativos, fiscales, laborales... "En mi caso más que nacer con un pan bajo el brazo, lo hice con una calculadora", bromea. Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, esta profesional completó su formación con un Posgrado en Habilidades Directivas antes de superar las pruebas de acceso a la profesión de Gestor Administrativo y colegiarse en el sector. "Me gusta el trabajo porque en parte considero que aportamos un valor social", explica, "las personas vienen con problemas y nosotros les damos una solución".

Ahora, tras más de 10 años de actividad en el sector, Ana Belén ha querido contarnos la complicada situación que está viviendo como profesional de la gestoría en cuanto a un asunto relacionado con la comunicación de los datos de los autónomos societarios a la Seguridad Social y recalca que "aunque sería más sencillo comunicar los datos, considero que es importante luchar por los derechos de los ciudadanos".

A continuación, Ana Belén expone la situación:

"Desde septiembre/octubre del pasado año, la Seguridad Social ha comunicado la obligatoriedad de informar ciertos datos a Tesorería para los autónomos societarios. Es importante recordar que, en su relación con la Administración, el interesado tiene derecho a no aportar información que ya esté en poder de esta o de otra Administración, conforme al Artículo 28.2 de la Ley 39/2015.

Esta obligación de comunicar datos fue establecida mediante el Real Decreto 504/2022, y el derecho a no aportar datos ya disponibles en la Administración está recogido en la Ley de Procedimiento Administrativo. Es fundamental entender que un Real Decreto, como norma reglamentaria, tiene un rango jerárquico inferior a una Ley. En caso de conflicto entre ambas, prevalece la Ley.

Inicialmente, el plazo para comunicar estos datos finalizaba el 31 de octubre de 2023. Sin embargo, debido a diversas quejas, este plazo ha sido extendido en varias ocasiones:

  • En primer lugar, de manera verbal, se indicó que el plazo se extendía hasta el 31 de marzo de 2024, aunque esta medida no fue recogida en ningún Boletín Oficial del Estado (BOE). Es relevante destacar que una norma entra en vigor cuando se publica en el BOE o en el boletín correspondiente.
  • Posteriormente, de forma oficial, el Real Decreto 322/2024 estableció el nuevo plazo hasta el 30 de junio de 2024.

Esta ampliación ha llevado a que múltiples autónomos reciban correos electrónicos de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) recordando esta obligación. Estos correos han sido enviados de forma masiva.

Por mi parte, desde octubre del año pasado he tomado varias acciones:

  • He presentado una queja a la TGSS, pero al recibir una respuesta insatisfactoria, me dirigí al Defensor del Pueblo. La queja fue admitida a trámite y el Defensor del Pueblo solicitó una respuesta a la TGSS, quedando pendientes de resolución.
  • Además, no solo hemos registrado la queja ante la TGSS y el Defensor del Pueblo, sino que también hemos respondido por escrito a los correos informativos de la TGSS, solicitando que se pongan en contacto con nosotros, sin obtener respuesta alguna.
  • También, dado que en el correo de la TGSS se indica un teléfono para aclaraciones, me puse en contacto preguntando por qué debo enviar datos que, por Ley, tengo derecho a no aportar si ya están en poder de la Administración. "Usted verá si los comunica o no" fue la única respuesta que recibí".
Economía