El Español
Treintayseis
Economía
|
Empresas

Paola Freire, creadora de Foodtropia: "Comer fácil, rico y sano es posible"

La empresaria, chef, pastelera y creadora de esta popular cuenta de Instagram con 330.000 seguidores lanzará la semana que viene un proyecto piloto de comida a domicilio y cuenta con una novedosa línea de platos preparados
La creadora de Foodtropia.
Cristina Villarino
La creadora de Foodtropia.
Ofrecido por:

"La cocina y el deporte tienen más en común de lo que parece". Así lo ha dejado claro la empresaria, chef, pastelera y creadora de la cuenta de Instagram Foodtropia, Paola Freire Gómez-Chao, en la conversación 'El estímulo de comer bien' durante la primera jornada del III Foro Económico Español 'La Galicia que viene', un evento que organiza EL ESPAÑOL junto a Quincemil y Treintayseis en el Palexco de A Coruña este martes 23 de abril.

La coruñesa, que se quedó a las puertas de entrar al popular concurso televisivo MasterChef, ha argumentado que "cada vez más la cocina tiende a nutrirse para fomentar hábitos de vida saludables entre la gente" y recomendó "marcarse hábitos para entrar en una rutina como en días determinados comer siempre lo mismo o practicar el batch cooking (cocinar a la vez diferentes recetas para varios días de la semana).

"La cocina engancha si empiezas y se te da bien y hay gente que se engancha y continúa y ve que no es tan difícil hacerlo y comer alimentos nuevos. En el deporte pasa lo mismo, si haces ejercicio y te encuentras bien", expone. Sobre la creación de Foodtropia, Freire apuntó que le debe mucho a las redes sociales porque admitió que siempre le ha gustado cocinar, pero que es consciente de que "no todo el mundo convierte su afición en su profesión". El punto de partida fue la creación de su cuenta de Instagram por parte de su hermana y desde ese momento comenzó a publicar recetas diariamente.

Antes de ese momento trabajaba como abogada y lamenta que esa profesión no era compatible con más cosas que el gimnasio o pequeños recados. Aún así, rememora que en aquel momento seguía cocinado todos los días, sacaba fotos y compartía el paso a paso de las elaboraciones, lo mismo que hace a día de hoy pero más profesionalizado. El punto de inflexión que la ha situado donde se encuentra ahora es la marcha con su marido al extranjero a causa del trabajo de él, lo que le ofreció seis meses de tiempo libre para pensar y redirigir su vida.

"Me di cuenta que lo que me hacía feliz era cocinar, disfrutaba muchísimo y me apunté a varios cursos de cocina en Londres. Al volver a España tuve que tomar una decisión y profesionalizarlo, tomar las riendas de mi vida, por lo que volví a Madrid y me apunté a Le Cordon Bleu", cuenta. La creadora de Foodtropia explica que "la gastronomía hoy en día no quiere decir estar en la cocina de un restaurante".

Su día a día consiste en compatibilizar clases de cocina, su línea de productos gourmet, las redes sociales y dos libros de recetas ('Cómo comer rico y sano' y 'Un menú para cada ocasión').

Una de las cuentas más seguidas de España

La creadora de Foodtropia apoya los platos ligeros y atractivos con ingredientes "que cambiando el formato se ve de otra manera". Pone el ejemplo del tan popular en los últimos tiempos del denominado coliarroz o falso arroz de coliflor o también las especialidades tan populares durante el confinamiento a causa del coronavirus como la pizza con masa de coliflor o el puré con este ingrediente, además de albóndigas o hamburguesas a base de pescado.

El confinamiento irónicamente fue una buena época para la coruñesa y que le ayudó a acabar de lanzarse en redes sociales, ya que en solo dos meses que la gente estuvo en casa, sus seguidores aumentaron de 35.000 a 150.000. "En esta etapa si o si había que cocinar y una forma de cocinar fácil, sano y rico la encontraban en mi perfil. Mucha gente descubrió que no era tan complicado y no necesitabas tantas cosas", detalla, a la vez que se muestra orgullosa de "haber entrado en muchas casas gracias a la pandemia".

Su comunidad de seguidores ha continuado aumentando hasta los casi 330.000 y puede presumir de ser una de las cuentas de cocina más seguidas a nivel nacional. Sobre la relación actual con los alimentos, la coruñesa opina que "en los últimos años hemos adquirido más conocimiento sobre alimentación para poder tomar decisiones cuando vas al supermercado" y destaca el movimiento realfooding del nutricionista Carlos Ríos que ha impulsado a gente joven en la lucha contra los ultraprocesados.

Freire se enorgullece también de que la sociedad vaya recuperando poco a poco alimentos de proximidad, cercanía y de kilómetro cero: "esto junto a la innovación y tecnología nos ha ayudado a convencernos de que es mejor algo que tenemos cerca que traerlo de otro sitio". La cocinera ha tirado para casa y ha puesto en valor a Galicia diciendo que "es un sitio donde se come bien y hay buen producto".

Acerca de sus seguidores, cuenta que ha observado que apenas se dedica una hora al día por semana a cocinar y señala que recibe muchas peticiones de ideas fáciles para cenas por semana. "En la cocina es muy importante tener la despensa bastante nutrida con conservas o platos preparados que te pueden aliviar en la nevera para montar recetas rápidas, además de alimentos congelados hechos previamente o frescos para comidas más rápidas en el momento", enumera.

Productos gourmet y proyecto piloto de delivery

Foodtropia cuenta con una gama de productos gourmet (conservas, vino, aceite, chocolates, mejillones gallegos o conservas vegetales como tomates secos). "La gente me decía que le gustaban mucho mis recetas y que querían comprarlas y no tener que prepararlas", explica la coruñesa. Por este motivo se puso en contacto con un obrador de A Coruña que quería modernizar su oferta y realizaron pruebas de recetas de platos preparados que tras un año ha dado como resultado el lanzamiento en febrero de una selección de siete distintos.

No llevan conservantes porque están pasteurizados y las caducidades son de 15 días. Un ejemplo de plato preparado son los garbanzos con gambones. "Están pensados para tener en la nevera en buen estado unos días y se pueden congelar. Son menús de primero y segundo que no te complican y te solucionan invitados en casa, ya que calientas en pocos minutos y lo puedes comer en casa o llevar al trabajo", propone.

En Madrid, donde reside, empezará la semana que viene a vender mediante la plataforma de delivery Glovo su comida a domicilio y asegura que si funciona bien extenderá la estrategia a la ciudad herculina y otras de España.

Sobre el modelo que predica de vida saludable, argumenta que es importante seguirlo "pero sin volvernos locos porque no todos los días tienes que comer súper sano". "Cada vez más gente me dice que ha cambiado cosas de su vida por lo que ha visto en Instagram", dice con orgullo, sobre lo que matiza acerca de su futuro más próximo que hay que tener presente "la necesidad de respirar y coger oxígeno para hacer algo de calidad".

Siguiendo este pensamiento, lo más inmediato para ella será crear más platos preparados adaptados a los meses estivales que se avecinan.

Economía