El Español
Economía
|
Comercio local

O Sarillo, un obradoiro que recupera el origen del traje tradicional gallego

Yerai Souto abrió en Fene (A Coruña) un taller donde confecciona, en un antiguo telar, trajes gallegos siguiendo criterios y patrones de piezas con siglos de historia
Yerai Souto, artesano y creador de O Sarillo
Yerai Souto, artesano y creador de O Sarillo
Ofrecido por:

Recuperar la autenticidad del traje tradicional gallego. Con este objetivo en junio de 2020, en Fene (A Coruña), nació el obradoiro O Sarillo de la mano de un joven apasionado por la cultura gallega y, en especial, por la historia y particularidades propias del traje gallego. Yerai Souto siempre ha estado vinculado con los grupos folclóricos y fue precisamente esa cercanía la que le permitió descifrar un secreto: la originalidad de los antiguos trajes gallegos.

"Llegó un momento que en los grupos folclóricos parecía que todo valía. Llegó un punto en el que la originalidad del traje se había perdido", cuenta este joven, quien, animado por sus amigos, se decidió a montar su propio taller al no encontrar trabajo en su campo, el sector eléctrico.

O Sarillo nació "sin una finalidad económica", pero la labor de investigación que hay detrás de cada pieza y el cuidado con el que se teje siguiendo la técnica tradicional, han logrado que, en poco más de un año de vida, este obradoido ya tenga encargos de importantes grupos populares gallegos. "Estoy muy contento", afirma Yeari, quien no se esperaba que su idea de un negocio tan tradicional diese tantos frutos en los tiempos que corren, sin apenas eventos culturales por la pandemia.

Antes de montar O Sarillo, cuyo nombre proviene de una tela, Yerai ya tejía sus propios patrones en un antiguo telar que encontró a través de una plataforma online de compra-venta. Se trataba del telar de una antigua tejedora de Muros.

Detrás de cada pieza hay todo un trabajo de documentación

Yerai basa sus patrones en una pieza antigua. Para ello se documenta primero y después, ya adaptando el patrón original a la nueva pieza, este joven comienza a tejer. Siempre, además, respetando al máximo la tela y el diseño del traje primitivo. "Intento respetar los dibujos tradicionales y la estética en general, siempre con criterio y con documentación", afirma.

Precisamente, esta labor de documentación le ha permitido realizar más de una replica de trajes antiguos. A simple vista, apenas se aprecia diferencia entre el antiguo y el nuevo ( basta con comprobarlo en la imagen inferior), pero detrás de la replica hay un laborioso trabajo realizado por Yerai, un joven que, además, nunca tomó ninguna clase de confección: "Yo únicamente veía patrones y repetía. Y Alberto Golpe, un coleccionista, me ayudó mucho".

Traje antiguo y reproducción

"Todo se hace de manera manual. La lana que utilizo es una muy parecida a la original, hilada a mano, lo que le confiere una estética más antigua a la prenda", cuenta Yerai, quien puede invertir hasta 3 semanas en elaborar una falda del traje tradicional gallego.

¿Cuáles son esas piezas que no pueden faltar en un traje gallego? Yerai nos confiesa que es un pregunta difícil, pero se atreve a dar su opinión. Para él, En un traje de gala de mujer no puede faltar una falda roja; y en el caso de una traje femenino de montaña, ve imprescindible una camisa de lino con una falda de estopa.

Además de trajes gallegos, en O Sarillo también podemos encontrar complementos, como los mantones de seda; o calzado, como los zuecos domingueros (fabricados tal y como los hacía un antiguo zoqueiro).

La cultura del traje tradicional gallego está más viva gracias a trabajos como el de este joven, quien ha sabido aprovechar los tiempos difíciles de la pandemia para dar vida a un negocio que enriquece la cultura gallega.

Economía