El Español
Treintayseis
Economía
|
Sostenibilidad

BioCultura promueve en A Coruña el ecoturismo: Así es el turismo responsable que está en auge

Eco dos Teixos y A Casa da Terra son dos ejemplos de que respetar el entorno y las culturas locales es posible al mismo tiempo que se disfruta de actividades de conexión con la naturaleza y las cosas simples. Ambos estarán presentes en la feria del 1 al 3 de marzo
Eco dos Teixos y A Casa da Terra.
Cedidas
Eco dos Teixos y A Casa da Terra.
Ofrecido por:

El ecoturismo es un modelo de turismo que es responsable con el medio ambiente y con la sociedad local, estableciendo una relación con la naturaleza desde el respeto y la ética. Esta forma de viajar y conocer nuevos espacios está en auge y varios de sus destinos podrán conocerse en la feria BioCultura, que se celebrará en A Coruña entre el 1 y el 3 de marzo.

"Una de las características del ecoturismo es que su actividad no implica una destrucción del entorno y del atractivo turístico. Cada vez se escucha con más frecuencia hablar de ecoturismo, o turismo ecológico, ya que se trata de uno de los sectores que más ha crecido en los últimos años dentro del conjunto del sector turístico", explica la directora de BioCultura, Ángeles Parra, que matiza: "El turismo ecológico es protector de los entornos, con las culturas locales y crea impactos positivos".

Esta nueva forma de relacionarse con el medio se contrapone con el turismo convencional, "responsable de un buen número de problemas sociales, ambientales y hasta sanitarios". Parra señala que en un momento en el que la humanidad se enfrente a la urgencia climática, no ser capaces de crear nuevas formas de turismo en armonía con la Tierra traerá consigo importantes consecuencias.

La directora de BioCultura, Álgeles Parra (Cedida).

"Tenemos que ser capaces de crear formas de turismo que conserven los entornos naturales y, además, que permitan que las formas de producción ecológica se expandan y tengan futuro a través, entre otras cosas, de esas visitas a lugares bellos y naturales", indica la directora de BioCultura, que añade que el turista es cada vez más responsable y busca lugares para comer y hospedarse que hagan hincapié en la ecología.

En este contexto, es fundamental que el ecoemprendedor comprenda lo que buscan los viajeros de cara a contribuir a la reducción de las emisiones, a ahorrar en energía y recursos hídricos, a crear paisajes armónicos y a producir y servir alimentos locales y orgánicos, entre otros. "Todo tiene que cambiar al unísono, y esperemos que no muy lentamente. Yo lo veo desde un prisma holístico", señala Parra.

El Ecoturismo, muy presente en BioCultura

Este modelo de turismo en auge estará presente en BioCultura durante el primer fin de semana de marzo para estimular un turismo responsable. La directora de la feria señala que en Galicia, administraciones como las diputaciones de A Coruña, Lugo y Ourense, Turismo de Galicia y el Consorcio de Turismo de A Coruña apuestan por fomentar este tipo de viajero respetuoso y comprometido.

Cartel de BioCultura.

"Necesitamos viajeros conscientes, responsables, sabios, inteligentes, motivados por la belleza y la Naturaleza. BioCultura cumple la función de dar a conocer una información y unas alternativas que difícilmente encontrarás en otros espacios", indica Parra, que añade que este año la feria cuenta con varias actividades que pondrán en valor el inmenso potencial que tiene el Ecoturismo en España.

Así, participarán expertos y se darán a conocer algunas de las Reservas de la Biosfera como ejemplos que están funcionando y aportando valor al territorio. Entre los expositores relacionados con el ecoturismo, la feria contará con diferentes destinos y alojamientos perfectos para una escapada en la que la naturaleza es la gran protagonista. Hablamos con los responsables de Eco dos Teixos y A Casa da Terra.

Eco dos Teixos

La bióloga Elba Rodríguez y el guía de montaña Pedro Domínguez decidieron hace tres años dejar sus trabajos, vinculados al tiempo libre, para abrir un albergue en el que poder realizar las actividades que los llenan. La educación ambiental, las rutas en la montaña, los campamentos para pequeños y mayores o actividades como yincanas en la aldea de Casaio en la que se encuentra son algunas de las propuestas de este espacio que se ha convertido en un referente del ecoturismo en Galicia.

La zona en la que se encuentra Eco dos Teixos tiene una gran historia vinculada a los maquis y a las minas de wolframio de la época nazi, además de disponer en las cercanías del Teixadal de Casaio, uno de los bosques de tejos más antiguos de Europa. "Descubriuse hai pouco o maior complexo pictórico do Neolítico nunha zona que se chama Pala de Cabras", explica Rodríguez sobre las diferentes rutas que realizan.

Eco dos Teixos también organiza excursiones de fin de curso y campamentos centrados en actividades de educación medioambiental y lúdicas, al mismo tiempo que ayuda a evitar el "déficit de vitamina N (naturaleza)" que tienen muchas personas para las que es complicado desconectar. Rodríguez y Domínguez, además, disponen de retiros de reconexión con la naturaleza con mindfulness o yoga, así como rutas de senderismo o manualidades como mandalas de lana.

"O albergue tamén funciona como aloxamento, porque veñen grupos de montaña a esta zona na que están as rutas ao Teixadal e unha ruta a Pena Trevinca, que é a montaña máis alta de Galicia, e en inverno hai neve e pódense facer raquetas de neve", indica la responsable del proyecto. Parejas, grupos de amigos o familias disfrutan de las habitaciones privadas o con literas de este albergue que dispone de cocina a disposición de los huéspedes y de una taberna.

Exterior del albergue de Eco dos Teixos (Cedida).

El cuidado proyecto de Eco dos Teixos estará presente en BioCultura de la mano de sus fundadores, que buscan de esta forma promover un turismo respetuoso con el medioambiente y los vecinos de la zona y poner en valor la gente que apuesta por volver al rural. Un mensaje que transmitirán en primera persona el primer fin de semana de marzo en BioCultura, donde la conexión con la naturaleza estará más cerca de la ciudad herculina gracias a estos dos emprendedores.

A Casa da Terra

A Casa da Terra arrancó en 1992 como granja escuela y desde 1996 funciona como centro de actividades con cursos de yoga y meditación. Una trayectoria de más de 30 años que ha convertido este espacio en un referente en el fomento del respeto por la naturaleza y los animales entre pequeños y mayores, que disfrutan de excursiones y paseos en bicicleta, entre otros, para desconectar del día a día y relajarse en medio de espectaculares paisajes.

Musa y Santi, organizadora y responsable de A Casa da Terra, respectivamente (Cedida).

La meditación entre los árboles o talleres de queso son dos de las propuestas de A Casa da Terra, que dispone de actividades para adultos y adultos con niños, así como visitas escolares. El espacio cuenta con numerosas propuestas entre las que triunfan el taller para hacer pan o las rutas de senderismo por la zona. "Son sencillas pero gustan mucho porque uno conecta con las cosas simples", explica la organizadora del centro, Musa Nicolás.

El yoga, la meditación o actividades alternativas como danza o teatro son otras de las propuestas que más demanda tienen en A Casa da Terra, donde desconectar es posible desde la llegada del turista. "En verano tenemos festivales de una semana con actividades variadas y el resto del año, fines de semana. A veces viene gente sola que conoce personas afines para hacer las actividades, y también parejas o familias", indica Nicolás.

Nicolás señala que la filosofía de este espacio es disfrutar de las cosas sencillas y de un lugar al mismo tiempo que se cuida. "Muchas personas, ya solo por estar compartiendo con otras... te alegra poder encontrar gente afín para hacer actividades que te gusten como las de plantas medicinales, cestería o el taller de cocina vegetariana", explica Nicolás, que concreta que también hay gente que reserva simplemente para disfrutar del entorno.

Toda la información en www.biocultura.org

Economía