El Español
Treintayseis
Cultura
|
Educación

Presidente de Médicos del Mundo: "En Galicia tenemos voluntarios de altísimo compromiso"

Pepe Fernández ofreció la semana pasada una conferencia en el Campus Industrial de Ferrol sobre la complejidad e incertidumbres de la cooperación internacional
Pepe Fernández, esta semana en la Facultad de Humanidades y Documentación del Campus Industrial de Ferrol
Pepe Fernández, esta semana en la Facultad de Humanidades y Documentación del Campus Industrial de Ferrol
Ofrecido por:

Pepe Fernández es el presidente de la ONG Médicos del Mundo y esta semana estuvo en Ferrol para ofrecer en el Campus Industrial, ante un auditorio principialmente universitario, la conferencia 'A cooperación internacional agora: complexidade e incerteza'.

Durante su charla abordó tres casos concretos: PalestinaSiria o Burkina Faso, que le sirvieron para explicar cómo los conflictos bélicos, las circunstancias geopolíticas, la crisis climática, la injusticia o la violencia estructural dificultan y reducen de forma significativa los esfuerzos humanitarios.

La ONG está dirigida por personal voluntario (él mismo lo es) y en total suman unos 1.200 profesionales en toda España repartidos en diferentes proyectos relacionados con la prostitución, menores no acompañados, la población inmigrantes con dificultad para acceder al servicio sanitario, las adicciones o en iniciativas educativas orientadas a la transformación social. De estos 1.200, 100 están en Galicia, implicados en los proyectos que se desarrrollan desde Santiago, Coruña y Vigo.

No todos son médicos. "Hay mucha diversidad de perfiles", explica Fernández. "En España tenemos además de médicos, educadores, jurídicos y enfermeros, entre muchas otras profesiones". Gran parte del trabajo que desarrolla Médicos del Mundo es de "acompañamiento, apoyo psicosocial, formaciones.... y necesitamos profesionales de muchos ámbitos", explica. "En Galicia tenemos voluntarios de altísimo compromiso". De hecho, "son muchos los profesionales gallegos que ya se han inscrito para acudir a Palestina en cuanto se pueda acceder".

El presidente de la ONG recuerda que durante la pandemia tuvieron que adaptarse a la nueva situación y virar su rutina hacia otras labores, creando espacios de cribaje a las puertas de hospitales o formando a personal de residencias de mayores en el manejo de nuevos medios, por ejemplo.

Siempre son bienvenidos nuevos voluntarios, personas "dispuestas a pasar por un período de formación y aprendizaje para luego involucrarse en un proyecto", explica. "Mucha gente cree que al día siguiente de llamar a nuestra puerta estará en algún país prestando ayuda pero no es así. La formación es muy necesaria".

Cultura