El Español
Cultura
|
Exposiciones

'Iconos': El coruñés Óscar Cabana retrata edificios emblemáticos del Ensanche o Ciudad Vieja

El artista concibe cada obra como si se tratase de un retrato y trata de reflejar la personalidad de cada edificio centrándose en sus rasgos identificativos
Obras de Óscar Cabana.
Obras de Óscar Cabana.
Ofrecido por:

'Iconos' es una exposición de arquitectura, "una puesta en valor de determinados edificios que se han convertido en imágenes de nuestra ciudad y que son perfectamente reconocibles". Así describe el artista coruñés Óscar Cabana su nueva exposición, que comenzará mañana, jueves 14 de octubre, hasta el 14 de noviembre en la Galería Xerión (Avenida de Rubine, 17). Será a las 20:00 obras con un cocktail y sorteo de varias obras y el horario habitual de la muestra será de lunes a sábado de 12:00 a 14:30 horas y de 18:30 a 21:30 horas.

"Aunque A Coruña sigue presente, esta vez pasa a un segundo plano dejando el protagonismo a la arquitectura", aclara Cabana, a lo que añade que "se ha planteado cada obra como si de un retrato se tratase, intentando reflejar la personalidad de cada edificio y centrándose en sus rasgos identificativos que son los que los hacen únicos y reconocibles". Para elaborar su exposición, el coruñés admite que ha disfrutado paseando la ciudad en busca de edificios y considera que ha descubierto y redescubierto infinidad de rincones y detalles en inmuebles que a simple vista le habían pasado desapercibidos.

Para tener un hilo conductor, se ha centrado en zonas concretas: Ciudad Vieja, Pescadería y Ensanche. También en una época determinada, concretamente a principios-mediados del siglo pasado, la cual describe como "un tiempo de bonanza económica y demográfica donde la ciudad creció mucho y se construyeron una serie de edificios de enorme calidad arquitectónica que a día de hoy son parte de la personalidad de A Coruña".

"Lucha" entre el arquitecto y el pintor

Cabana argumenta que para este trabajo "el arquitecto que lleva dentro ha luchado con el pintor que ahora es" y que "su pintura es siempre una lucha entre ambas facetas". "Siempre defino mi obra como una lucha entre la mancha de pintura y la línea de la arquitectura, el pintor quiere pintar y el arquitecto quiere delinear, pero poco a poco el pintor va ganado terreno y las obras se van desfigurando", apunta.

"Creo que en mi obra se aprecia un recorrido de la figuración inicial hasta la abstracción y esto lo que me motiva y empuja a seguir trabajando e investigando. Los edificios ahora se funden con el terreno y se desvanecen hacia el cielo, difuminando sus límites y convirtiéndose en manchas cada vez menos delimitadas o delineadas", detalla. En esta exposición también es patente un esfuerzo por enseñar el proceso que hay detrás de cada obra, mostrando bocetos previos, pruebas, fotos y toda una serie de elementos que ayudan a realizar cada cuadro.

Cultura