El Español
Cultura

Carballo "derriba" con arte sus muros

La localidad se ha convertido en un museo al aire libre para luchar contra el feísmo
Fina de Carballo. A muller Nitromón
Yoseba MP
Fina de Carballo. A muller Nitromón

El crecimiento de muchos núcleos gallegos durante la década de los 60 generó numerosos destrozos urbanísticos. Grandes muros neutros fueron envejeciendo y contribuyendo al feísmo arquitectónico. En la primavera del 2014, en Carballo decidieron que ya era hora de aprovechar todo ese espacio inerte y crear un enorme museo de arte al aire libre.

Derrubando muros con pintura es una exposición permanente de más de cincuenta obras de artistas y muralistas en la capital de Bergantiños. Esta iniciativa municipal comenzó su historia con un mural de Roberta Venanzi y Paula Fraile que lleva el nombre de la propia localidad: Carballo. Desde aquella primera obra, la iniciativa no ha dejado de avanzar a través del Rexenera Fest, un evento de arte público celebrado anualmente en la localidad coruñesa.

Además de artistas locales como Cristina Castro, Alejandra Martínez, Laura Tova o Rachelle Carvallo, se fueron uniendo otros creadores con repercusión internacional como el portugués Bordalo II, el italiano Pixel Pantxo, Nómada o Aryz y Dulk.

El éxito y la repercusión de estas representaciones dio pie a reunirlas en un álbum fotográfico editado por el Concello de Carballo y que cuenta con comentarios de las obras de escritores y periodistas locales. Carballo. Derrubando muros con pintura se puede encontrar en muchas librerías gallegas. Además, también se hizo un seguimiento en vídeo de la elaboración de varios de los murales. La productora carballesa Mamá Lola fue la responsable de realizar este corto documental.

Documental sobre el proyecto Derrubando muros con pintura. (Estudio Mamá Lola)

A continuación, haremos un repaso de algunas de las composiciones más destacadas para ver en Carballo. También puedes explorarlos a través de este mapa interactivo, que incluye todos los murales.

El primer mural

O Carballo (muro inaugural). Venanzi y Fraile

El primer mural, obra de Venanzi y Fraile, buscaba un resultado que se identificase fácilmente con Carballo. Está a la entrada del pueblo, en la carretera que va a Santiago. Esta obra de la calle Sol representa una hoja de roble y la vegetación carballesa.

Un beso bajo la lluvia

I missed you... de Natalia Rak

Otra de las obras destacadas es I missed you... de la artista polaca Natalia Rak. En este mural, situado en la calle Vila de Negreira, buscó representar a dos amantes prototipo de las películas de las décadas de los 40 y 50 en un momento de máxima tensión dramática. Los días de lluvia crece su realismo gracias al paraguas rojo bajo el que se cubren.

Visión del mundo infantil

AnimalitoLand, de Graciela Gonçalves Da Silva

La artista argentina de origen portugués, Graciela Gonçalves, es la creadora de AnimalitoLand, una colección de obras que representan mágicas criaturas con múltiples formas y colores. Se trata de un dibujo de tono infantil con motivos asiáticos.

Grandes composiciones

Dualidade, de Aryz

Aryz es una de las figuras más reconocidas internacionalmente del muralismo. En Carballo pintó en el 2015 tres de las paredes del edificio del Fórum. La representación gira alrededor del concepto de dualidad del ser humano. El estilo es similar al de las novelas gráficas.

Una mujer en la oscuridad

Petra Mater, de Bosoletti

Unha muller flota na luz da Lúa.
O seu camiño foi feito de Pedras. 
Nos seus ollos convertéronse en Estrelas. 
Debaixo dos seus pés agora brilan.
Coas mans acolle, cos cabelos acariña, coas costas sostén.
Barco que salva, cuncha que nutre a vida.
Núa, inmutable, duradeira Pedra
.

Petra Mater, de Bosoletti, es la imagen de una mujer suspendida entre el cielo y la tierra, vista desde la luna y desnuda como una piedra. Esta obra está basada en la leyenda del dolmen de Pedra Moura, situado en la parroquia de Aldemunde. La historia cuenta que este monumento megalítico fue edificado por una mujer, que cargó sus piedras sobre su cabeza mientras hilaba en una rueca y daba de mamar a su hijo. Sin duda, una de las obras más impactantes de Carballo, y más a la luz de la luna.

El resto de murales carballeses

Cultura