El Español
Actualidad
|
Galicia

Un pescador encuentra una talla de una Virgen del gótico gallego en el río Sar (Santiago)

La cara de la Virgen y la cabeza del Niño, al que sujeta, desaparecieron. Las primeras hipótesis apuntan que estaba suspendida, ya que su base está decorada
Asociación para a defensa do Patrimonio Galego (@Apatrigal)

Un pescador encontró la talla de una Virgen del gótico gallego en el lecho del río Sar, en Santiago de Compostela. La escultura será trasladada a lo largo del día de hoy al Museo das Peregrinacións e de Santiago con el objetivo de realizar un estudio en profundidad y "determinar su valor patrimonial".

Miembros de la Asociación para a Defensa do Patrimonio Cultural Galego (Apatrigal) dieron aviso del hallazgo a la Consellería de Cultura y acudieron junto con el titular de ésta, Román Rodríguez, y el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, a supervisar el trabajo de recuperación de esta talla de vulto redondo que representa a "una Virgen sediente con ángeles".

El conselleiro agradeció la "colaboración y diligencia" de Apatrigal, que medió entre el hombre que hacía pesca deportiva y encontró la talla y la Xunta de Galicia. La escultura del siglo XIV, que estaba situada en un trecho del río Sar con poco caudal en la parroquia de Conxo, será objeto de estudio tras su recuperación.

Las primeras hipótesis

Los investigadores indican que la Virgen podría ser de estilo gótico gallego. La escultura está tallada en granito, "en cuatro de sus cinco fases", y representa a una Virgen entronizada con el Niño. "A ambos lados de la Virgen, en sus hombros, surgen dos ángeles (putti) y, si bien están desgastados, se aprecia el rostro y la mano de cada uno de ellos sugetando algún objecto o el propio manto de la Virgen", describe la Xunta en una nota.

Los especialistas señalan que esta talla podría haber sido suspendida en una pared y que estaba prácticamente situada en el aire. La decoración de la pieza en la base, en la que hay una flor de cuatro pétalos central y hojas de acanto entrelazadas, sustenta esta teoría, ya que "no tendría sentido" que estuviese sustentada en alguna superficie u otra escultura.

La cara de la Virgen, así como la cabeza del niño, desaparecieron. "Probablemente, por un impacto antiguo, teniendo en cuenta el desgaste de los bordes de las esquinas de la rotura hecho con el objetivo de desacralizar la pieza", recoge la Xunta en su comunicado.

Actualidad