El Español
Actualidad
|
Ferrolterra

Un padre de Pontedeume (A Coruña) reclama celeridad para aclarar la situación de su hijo

El progenitor ha presentado una denuncia contra la madre del menor al considerar que abandonó la Comunidad Autónoma sin haberle comunicado su decisión y trasladando el expediente académico de su hijo a Murcia sin su consentimiento
Ofrecido por:

Hace exactamente un mes y dos días desde que un vecino de Pontedeume (A Coruña) tuvo conocimiento de que su hijo, menor de edad, se había trasladado a vivir a Murcia, por decisión de su madre, quedando privado de la posibilidad de disfrutar del régimen de visitas, ratificado a 18 de septiembre de 2020 por el Juzgado de Primera Instacia e Instrucción número 3 de Betanzos, por el que se autorizaba al padre a poder encontrarse con el menor en un Punto de Encuentro durante una tarde a la semana.

Precisamente a través del Punto de Encuentro 'A Carón', de la ciudad departamental, se enteraba el padre, según consta en la denuncia presentada a fecha de 1 de octubre en el Juzgado número 4 de Betanzos, de la intención, comunicada por la madre vía telefónica al citado Punto de Encuentro, de "no volver a llevar al menor para efectuar las visitas".

Tras más de treinta días sin poder mantener contacto con su hijo menor y haberse movilizado, siguiendo los cauces formales y legales para poder aclarar la situación de su hijo, este padre exige celeridad en la resolución del citado caso ya que, apunta, "está en juego el bienestar de un menor" y avanza que agotará todas las vías legales posibles.

Antecedentes del caso

Contra el denunciante y padre del menor se dictó una sentencia por un delito leve de injurias contra su expareja y madre del menor, por la cual fue condenado a siete días de localización y una orden de alejamiento, durante seis meses, que se hizo efectiva durante el pasado año.

Dicho auto, fechado a 18 de mayo de 2020, otorgaba la guardia y custodia del menor a la madre, estableciendo el citado régimen de visitas.

Desde entonces, traslada el padre del menor, venía encontrándose con su hijo, una tarde por semana, en el Punto de Encuentro 'A Carón' de la ciudad de Ferrol.

Tras tener conocimiento, el pasado 10 de septiembre, de la marcha de su hijo, el padre del menor traslada, a Quincemil, que continúa acudiendo a su cita semanal en el Punto de Encuentro con la finalidad de no quebrantar el régimen establecido por el Juzgado, suponiéndole ese lapso de tiempo "una auténtica tortura psicológica".

Situación actual

El mismo día 10 de septiembre, el padre del menor acudió a la Guardia Civil para presentar una denuncia e inició los procedimientos correspondientes para tener conocimiento del estado de su hijo, a través del CEIP Plurilingüe de Andrade, en Pontedeume, en el que había estado escolarizado.

En el citado centro escolar solicitó un informe que acreditase la falta de asistencia de su hijo que, sostiene, le fue negado, de manera verbal, instándole a comunicarse con la Secretaría Xeral de Educación de la Xunta de Galicia.

El denunciante presenta un escrito formal, a 29 de septiembre, reclamando al centro que se le traslade la fecha exacta de baja de su hijo y recibiendo la respuesta oficial, a la que ha tenido acceso este diario, a día 1 de octubre, señalando que la fecha del traslado de expediente del menor se hace efectiva el día 10 de septiembre.

La representante legal de la madre del menor comunica al Juzgado de Betanzos el traslado ese mismo día 10 septiembre, a pesar de que la fecha de empadronamiento data del 8 de septiembre, dos días antes. Actuación que lleva al progenitor a considerar que se "obró de mala fe" e imposibilitó que, al menos, hubiera una despedida entre ambos.

A la espera de una reunión con Inspección Educativa

El padre, que ha tenido conocimiento del estado del menor a través del tutor del centro escolar de Murcia en el que está matriculado, mantuvo contacto con Inspección Educativa de la región que le indicó que solo actuarían en caso de existir una sentencia firme y subrayando, eso sí, su derecho como padre a recibir toda la información que requiriese sobre rendimiento académico, conducta, etc. de su hijo.

Por su parte, desde el departamento homólogo en Galicia se han mostrado dispuestos a escuchar el planteamiento del padre del menor en una conversación que, señala el denunciante, podría producirse esta misma semana.

Este padre eumés insiste en la necesidad de agilizar este proceso por el bienestar de su hijo, recalcando que "en ningún momento firmó ningún documento, ni autorizó el traslado del expediente académico del menor a Murcia" .

Actualidad