El Español
Actualidad
|
Galicia

Tras Filomena y Gaetán llegarán las tormentas Hortense, Ignacio y Justine

No sabemos cómo, ni cuándo ni dónde; pero sí su nombre: así se llaman todas las borrascas que llegarán el resto del invierno

La borrasca Filomena ha sido devastadora sobre todo en el centro de la península, donde las intensas nevadas provocaron el colapso de la capital madrileña. Galicia fue el único lugar de la península que se libró de los efectos de Filomena, sin embargo ahora está sumida en una nueva borrasca: Gaetán están dejando intensas precipitaciones y fuertes vientos en diversos puntos de la geografía gallega.

Las próximas tormentas ya tienen nombre

Pase lo que pase, los nombres de todas las tormentas de este año ya están puestos, a la espera de que se manifiesten. Los siguientes temporales, borrascas o tormentas que sucederán a Filomena y Gaetán serán Hortense, Ignacio y Justine.

Las tormentas de Europa se dividen entre las del norte y las del sur, y reciben diferentes nombres, siempre de la A a la Z ordenadas cronológicamente. Los nombres del sur de Europa se deciden desde hace unos años entre las agencias meteorológicas de España, Portugal y Francia, de ahí que combinen nombres en estos tres idiomas.

Gaetán ha inaugurado el listado de tormentas de este 2021. Estos son los nombres que oiremos en los próximos meses:

  • Hortense
  • Ignacio
  • Justine
  • Karim
  • Lola
  • Mathieu
  • Nadia
  • Octave
  • Paula
  • Rodrigo
  • Tristán
  • Viviane
  • Walter

Los nombres de las tormentas en España, Francia y Portugal se deciden conjuntamente por las agencias de estos tres países, y tienen un acuerdo con el Reino Unido, Irlanda y Holanda para respetar recíprocamente los nombres. Es decir, una tormenta que baja desde el mar del Norte al Cantábrico ya vendría "bautizada" por estos países, y viceversa.

La forma de llamar a las tormentas tiene una gran historia detrás. Tras llevar el nombre del santo del día o letras griegas, durante varias décadas los huracanes, las tormentas y los tifones llevaron nombre exclusivamente de mujer, lo cual generó no pocas protestas. Desde hace unos años los nombres son mixtos. Cuando una tormenta o huracán es especialmente devastador, su nombre se retira permanentemente y no puede volver a ser usado. Así ha pasado con fenómenos como el huracán Katrina (2005), el huracán Mitch (1998) o más recientemente los huracanes Florence y Michael (ambos de 2018).

Actualidad