El Español
Actualidad
|
Provincia de Lugo

Sober (Lugo) habilita camiones cisterna para llevar agua a una decena de núcleos del municipio

Sober se suma a otros muchos ayuntamientos de la provincia donde ya se han impuesto restricciones al consumo de agua, como Ferreira de Pantón, Castro de Rei, Ribas do Sil o Taboada
Tres personas junto al río Miño, cuyo bajo caudal ha dejado a la vista las ruinas del antiguo Portomarín.
L – Carlos Castro – Europa Press
Tres personas junto al río Miño, cuyo bajo caudal ha dejado a la vista las ruinas del antiguo Portomarín.

LUGO, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sober habilita desde hace 15 días camiones cisterna para trasladar agua a una decena de núcleos de población de este municipio del sur de la provincia de Lugo que también sufre los efectos de la sequía.

El alcalde, Luís Fernández, ha constatado que esta situación les afecta "como a otros ayuntamientos del entorno, porque en la zona sur, según la Confederación Hidrográfica (Miño-Sil), se está en alerta máxima por la sequía en la cuenca del río Cabe". En el caso concreto de Sober, el regidor ha subrayado que el agua de la traída municipal "abastece a un 80% de la población que no tiene problemas de suministro porque además de los manantiales, que es muy escasa, bombean directamente del río Cabe".

"Lo que sucede es que gastamos más dinero de lo habitual porque hay que bombear y clorar y el bombeo es más caro que el suministro que viene de los manantiales", ha aclarado Fernández. No obstante, esto no es óbice para que haya "problemas en muchos lugares que tienen traídas locales". "Sober cuenta con 22 parroquias y cerca de 300 núcleos donde muchos tienen traídas locales y en este caso están fallando muchas", ha detallado.

El caso es que Luís Fernández ha acreditado que "desde hace 15 días, y cada día más, puede ser que haya entre ocho y 10 lugares" que necesitan agua "con cisternas propias". "En algunos puntos son casas aisladas y en algún pueblo que cuenta con dos casas pues igual solo se vive en una de ellas, una persona o una familia, y hay que llevarles agua", ha certificado el alcalde.

De este modo, Sober se suma a otros muchos ayuntamientos de la provincia donde ya se han impuesto restricciones al consumo de agua, como Ferreira de Pantón, Castro de Rei, Ribas do Sil o Taboada.

Actualidad