El Español
Actualidad
|
Santiago

Se buscan perros, aves y hurones para controlar la fauna en el Aeropuerto de Santiago

Aena ha sacado a concurso el servicio de control del fauna del Aeropuerto de Santiago-Rosalía de Castro, para el que se necesitan aves de presa, perros y hurones que eviten incidencias en el recinto aeroportuario
Imagen del servicio de control de fauna en un aeropuerto.
Aena
Imagen del servicio de control de fauna en un aeropuerto.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) busca reforzar la seguridad en el Aeropuerto de Santiago-Rosalía de Castro a través de la contratación de un nuevo servicio de control de fauna, para el que se requieren aves de presa, perros e incluso hurones.

Entre las labores de este servicio, actualmente en proceso de concurso público, se encuentra la identificación de las poblaciones animales es en el aeródromo y sus inmediaciones, la evaluación del riesgo que suponen o la supervisión, análisis y registro de sucesos relacionados con ella.

"También se requiere la implantación de un Programa de Gestión de Riesgo de Fauna, que tiene como objetivo adoptar y aplicar todas aquellas medidas encaminadas a reducir los riesgos de fauna realizando un seguimiento y evaluación de la efectividad de las mismas, garantizando un nivel de seguridad adecuado para las operaciones", recoge el pliego de condiciones.

Un halcón del servicio de control de fauna en un aeropuerto (Aena).

Así, el objetivo fundamental del servicio es "localizar, observar, identificar, controlar, prevenir, disuadir, expulsar y capturar la fauna silvestre -aves, liebres, conejos, jabalíes o zorros- y doméstica o asilvestrada -perros, gatos y otros animales de compañía- en todo el recinto aeroportuario".

El contrato cuenta con un importe total de 390.000 euros: el importe por el primer año del servicio es de 157.300 euros, con la opción de ser renovado los dos años siguientes.

La mayor parte de tareas de control de fauna implican a las aves de presa, que deben realizar a diario vuelos de marcaje para crear un área de seguridad alrededor del aeropuerto, así como vuelos de caza cuando algún animal traspase los límites de dicha área y ponga en peligro las operaciones.

El servicio de control de fauna en un aeropuerto (Aena).

Asimismo, también se utilizarán perros de forma regular "para disuasión de grandes gaviotas" o para "buscar rastros de fauna terrestre". El servicio de control de fauna también debe contar con al menos un hurón para actuaciones de control poblaciones de conejo de monte en el recinto del aeropuerto.

A la empresa adjudicataria también se le exige tener los medios instalados en el aeropuerto "con suficiente antelación" para operar "desde el primer día", toda vez que el servicio de control de fauna es "esencial para la seguridad operacional".

El servicio se presta todos los días del año -festivos incluidos- de orto a ocaso, aunque también se contempla la realización extraordinaria de actividades en horario nocturno. El responsable del servicio debe estar localizable en todo momento y debe responder telefónicamente en cinco minutos ante cualquier incidencia o aviso.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad