El Español
Treintayseis
Actualidad
|
Galicia

Militantes piden a Besteiro refundar el proyecto del PSdeG a través del galleguismo europeísta

Avisa de que la situación actual no responde a una crisis puntual, sino coyuntural, en la que la formación se ve como una "franquicia del PSOE"
José Ramón Gómez Besteiro en una imagen de archivo.
Álvaro Ballesteros/EP
José Ramón Gómez Besteiro en una imagen de archivo.

Un manifiesto de militantes socialistas agrupados en el colectivo Arestora, entre los que figura la que fuera parlamentaria autonómica Marisol Soneira y el que fuera secretario de Organización entre 1979 y 1982 Jano Leis, pide al secretario xeral, José Ramón Gómez Besteiro, que redefina el proyecto político del PSdeG a través del galleguismo progresista europeísta.

Los firmantes, entre los que también figura el exalcalde de Cariño, José Miguel Alonso Pumar, y otros socialistas como la regidora de Maceda, Uxía Oviedo, ven imprescindible el compromiso de Besteiro para abrir una nueva etapa de redefinición y refundación con base en el socialismo y el galleguismo progresista. Todo ello, a través de un debate político interno, abierto a los sectores más dinámicos e innovadores de los distintos sectores sociales de la sociedad gallega.

El exalcalde de Cariño ha destacado en declaraciones a Europa Press que se trata de una serie de socialistas que pretenden aprovechar la celebración del Congreso para que el partido tome impulso y logre una mayor autonomía propia sin abrir "ninguna brecha" con el PSOE, pero sí con un proyecto que muestre una autonomía propia de Galicia.

Con este objetivo, ha explicado que ya han trasladado al secretario xeral electo el documento que esperan que atienda "con sensibilidad". "Tenemos esperanzas en que así sea y que entre todos podamos hacer del PSdeG un partido más fuerte después de los resultados de las pasadas autonómicas", ha señalado en referencia al 18-F.

El texto

El texto, que tiene como título Apuntamentos para un debate sobre el presente e futuro do PSdeG-PSOE, recuerda el "papel protagonista" desempeñado por el socialismo gallego en la aprobación del Estatuto de Autonomía y considera que, ante la celebración del congreso, el partido debe retomar la línea de "síntesis entre el discurso social característico de la socialdemocracia, adecuado a las nuevas circunstancias, con el compromiso de país, sustentado en un galleguismo progresista, proactivo, abierto, solidario, inclusivo, amable, federalista, europeísta y significativamente diferenciado del regionalismo estético conservador y de las estrategias soberanistas nacionalistas".

Y es que el manifiesto apunta que por "errores propios y ajenos", "por desaciertos individuales y colectivos", se terminó por "distorsionar y difuminar ese proyecto nacido del socialismo y el galleguismo. Así, señala que la situación actual "no" se trata de una "crisis puntual" asociada a "personas concretas" sino que es una coyuntura de "profundas causas estructurales" que se arrastran con consecuencias "nada positivas".

El manifiesto señala entre otras "carencias" la incapacidad del PSdeG para definir un proyecto propio y genuino". "El PSdeG no es percibido por la sociedad gallega como un partido gallego: solo mera franquicia del PSOE", indica el manifiesto, que también avisa de los problemas de liderazgo que atribuye a un "cainismo recurrente".

Esto, sostiene, "genera una inestabilidad que impide la fijación de referentes políticos personales" y traslada una "imagen de barullo interno, de partido no fiable". Por ello, apela a tener "líderes conocidos y respaldados por la organización". Además, considera que el poder local del PSdeG puede ser un gran activo pero advierte de los riesgos de "municipalismo castrexo imperante", que "se convierte en una debilidad que obstaculiza la construcción de un proyecto de país".

Varias propuestas

Ante esa situación, el texto traslada una serie de propuestas ideológicas, políticas y organizativas. Además del compromiso del secretario xeral para abrir una etapa de refundación con base en el galleguismo progresista europeísta mediante el debate político interno abierto, aboga por la puesta en marcha de un laboratorio de ideas que actualice los discursos.

Además, propone consolidar y afianzar la figura del líder del partido y plantea una ejecutiva gallega con criterios políticos, operativos y funcionales. Para ello, añade que un buen modelo sería el del "gobierno en la sombra". También reclama la implicación del poder municipal, atraer talento externo, retomar la estructura comarcal del partido y recuperar el Comité Nacional Galego como órgano de dirección política.

El documento también está firmado por el que fuera alcalde de Camariñas, Manuel V. Alonso 'Pichurri', y la exconcejala de A coruña Esther Fontán, así como por el militante de Barro Jorge Campaña y el concenjal de Camariñas Juan Carlos Canosa.

Actualidad