El Español
Treintayseis
Actualidad
|
Galicia

Los bomberos comarcales gallegos solo aceptan un punto de la oferta de las administraciones

Admiten fijar los días de asuntos propios en seis al año, pero rechazan las propuestas sobre jornada laboral, salario e incremento de personal
Protesta de bomberos comarcales quemándose a lo bonzo en Santiago.
EUROPA PRESS
Protesta de bomberos comarcales quemándose a lo bonzo en Santiago.
Ofrecido por:

Continúa la guerrilla entre bomberos comarcales, Xunta y Diputaciones. El acuerdo no parece estar cerca, ya que los sindicatos de bomberos de los consorcios provinciales solo aceptan uno de los cuatro principales puntos de la última propuesta realizada el martes por las administraciones públicas para intentar poner fin a la huelga que mantienen desde el pasado mes de junio.

Según un comunicado conjunto de las organizaciones UGT, CCOO, CIG, Sibgal, CSIF y USO, "únicamente hay acuerdo en uno de los cuatro puntos". El punto de encuentro es el relativo a los días de asuntos propios: un total de seis anuales.

La negociación entre administraciones y sindicatos se está celebrando en el Consello Galego de Relacións Laborais, cuya última reunión fue este martes. Los trabajadores ya han trasladado a Xunta y a las cuatro diputaciones su negativa a la propuesta, según indica Europa Press.

Los bomberos ven "carente de sentido" fijar las 1.642 horas anuales porque se repartirían en 37,5 semanales, el horario actual del personal de la administración. Recuerdan que es la jornada que, previsiblemente, implantará el Gobierno de coalición PSOE-Sumar. Asimismo, el personal cuenta que en los próximos años los trabajadores públicos pasarán a las 35 horas semanales.

A estas 1.642 horas anuales hay que sumar otras 158 extraordinarias, según la oferta de las administraciones. En este sentido, los sindicatos afean que se pretenda que un bombero las cubra "por un valor medio de 2.220 euros brutos", que serían 14,05 euros la hora.

"No hay por tanto ningún incremento salarial. Lo único que están ofreciendo es hacer más horas extraordinarias pero cobrándolas incluso por debajo del valor de la hora ordinaria". La hora ordinaria se sitúa en 14,18 euros. Lo que es una diferencia de algo más de 10 céntimos, explican. Asimismo, censuran que se mantendrían las diferencias entre provincias.

En cuanto al incremento de personal, la Xunta y las diputaciones proponen un empleado más por parque. Para los sindicatos, que piden "una contratación mínima de siete u ocho bomberos" por cada centro, esta oferta implica que las administraciones "no admiten la falta de personal".

Actualidad