El Español
Actualidad
|
A Coruña

La Reserva de Biosfera restaura un hábitat natural en la ría de Betanzos, en A Coruña

La iniciativa ha permitido transformar los antiguos campos de fútbol y campo de tiro en un bosque autóctono
Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo
Ofrecido por:

La Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo, junto con el Concello de Bergondo y el Ibader de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), presentaron hoy restauración de dos hectáreas de hábitat natural en la ría de Betanzos. Esta actuación de recuperación natural se realizó dentro del proyecto LIFE Fluvial, en la Red Natura de la ría de Betanzos.

La iniciativa ha transformado los antiguos campos de fútbol y campo de tiro en un bosque autóctono de importante valor para la educación ambiental. El presidente de la Reserva, José Antonio Santiso, la alcaldesa de Bergondo, Alejandra Pérez, y el director de Ibader, Pablo Ramil, mostraron hoy el resultado de la intervención.

Estos terrenos fueron ocupados parcialmente desde mediados de los 70 por equipamientos recreativos y deportivos que, a la postre, serían abandonados desde hace más de una década. Esto causó una pérdida generalizada de su naturalidad y posibilitó la colonización de especies invasoras, fundamentalmente de plumero de la pampa (Cortaderia selloana), conformando un área de escaso valor de conservación que funcionaba como foco de propagación de especies invasoras al resto del espacio Natura 2000.

El proyecto permitió retirar dichos equipamientos y realizar una exhaustiva eliminación de especies invasoras, entre las cuales se encontraron individuos de plumero de la pampa de una tonelada de peso, así como efectuar la restauración del corredor fluvio-estuarino mediante la creación de pequeñas charcas y la plantación con arbolado autóctono producido por el propio proyecto a partir de material vegetal local. Todas las operaciones se han realizado sin emplear herbicidas.

La entidad informa de que, tras la intervención, se realiza un control periódico del estado de la restauración. El diseño de la plantación ha dejado un pasillo, a modo de sendero, de tipo circular que permite la interpretación ambiental, ofreciendo un elevado valor demostrativo y concienciador acerca de las actuaciones de restauración de hábitats naturales en la Red Natura 2000.

La participación y colaboración de todos los organismos implicados ha resultado clave a la hora de alcanzar el éxito en esta restauración. Santiso destacó que fruto del proyecto se han restaurado un total de 2,1
hectáreas que presentaban una elevada degradación y abandono
"para
restituir su funcionalidad ecológica". La alcaldesa destacó por su parte que la actuación está propiciando las visitas por los vecinos del municipio generando un recurso más de educación ambiental, donde organizar actividades dirigidas a escolares de los centros educativos.

Actualidad