El Español
Actualidad
|
A Coruña

La Policía de A Coruña informará antes de multar por la nueva limitación de velocidad

Rebasar los nuevos límites de velocidad en la ciudad podrá suponer multas desde los 100 hasta los 600 euros
Concello Coruña

Ayer, martes, entraron en vigor los cambios en la limitación de la velocidad en las vías urbanas, que ahora, dependiendo de sus características, estarán limitadas a 20, 30 o 50 Km/hora. Los conductores deben adaptarse desde ya a este cambio en la normativa de tráfico y respetar la norma, sin embargo bien es cierto que en los primeros días puede haber cierta confusión sobre a qué velocidad se puede ir por cada vía.

Por ello, el Concello de A Coruña informará sobre las nuevas medidas antes de proceder a sancionar por no cumplir los nuevos límites de velocidad. Así lo ha anunció el concejal de Seguridad Ciudadana del Concello de A Coruña, Juan Ignacio Borrego, que, en un acto con escolares, señaló que el consistorio apuesta por la educación viaria.

Pese a que en un primer momento no se procederá a sancionar, hay que tener en cuenta que desde ayer rebasar los nuevos límites de velocidad en la ciudad podrá suponer multas desde los 100 euros hasta los 600 euros, según los baremos establecidos en la ley de Tráfico y Seguridad Vial.

Además, en el caso de las infracciones graves o muy graves también llevarán aparejadas la pérdida de puntos del carnet -entre dos y seis-. Por ejemplo, si un conductor va a más de 70 kilómetros por hora en un tramo de 30, supondría una multa de 500 euros y la retirada de seis puntos.

Un año de Ciudad 30

A Coruña se adelantó a estas medidas y lleva un año siendo una Ciudad 30, y es que en la ciudad cerca del 90% de las vías ya está limitada a 30 km/h, y que todas las vías con un carril por sentido de circulación tiene esta limitación obligatoria, mientras que las vías de plataforma única es de 20km/h y las vías con más de un carril por circulación es de 50km/h.

Además, el Concello está habilitando carriles 30 en las vías con más de un carril por sentido de circulación para facilitar la convivencia de coches y bicicletas o patinetes.

El objetivo de todas estas medida es reducir la siniestralidad viaria. Según los datos de la DGT, la reducción de la velocidad a 30 disminuye un 80% el riesgo de que una persona muera atropellada.

TEMAS:
Actualidad