El Español
Actualidad
|
A Coruña

La oficina de Correos en Arteixo (A Coruña) cierra por un posible caso de coronavirus

El sindicato CGT denuncia que el lunes tuvo que incorporarse el 100% de la plantilla sin garantizarse la distancia mínima entre trabajadores
Pixabay
Ofrecido por:

ACTUALIZACIÓN (14.57): Fuentes de Correos aseguran que ante un posible caso de coronavirus, se procedió a un cierre preventivo para desinfectar el local. La oficina de Arteixo reanudará mañana su actividad.

La oficina de Correos de Arteixo permanece hoy cerrada por un posible caso de coronavirus. Fuentes del Sindicato CGT informaron de que la empresa decidió cerrar esta sucursal después de que uno de los trabajadores presentase síntomas de Covid-19 ayer por la tarde, por lo que no habrá ni atención al público ni reparto domiciliario.

El sindicato explica que la persona es "mayor de 60 años" y que se incorporó al trabajo porque Correos "presionó", a pesar de que se trata de alguien de riesgo. "Se incorporó el lunes al turno único, sin tener separada absolutamente ni una mesa. Tuvo vómitos, unas décimas de fiebre y falta de aire", explican fuentes de CGT.

Al inicio de la crisis, el sindicato denunció que solo tenían que hacer cuarentena aquellos empleados considerados "contacto estrecho", es decir, que hubiesen estado "más de 15 minutos a menos de dos metros" de alguien sospechoso de tener coronavirus. Según datos de CGT, en la oficina de Arteixo hay unos 28 carteros "amontonados", por lo que se podría calcular que "10 o 12 personas" deberían hacer cuarentena si el caso es positivo.

"Imagínate que salen dos o tres contagios en Arteixo, todo el personal en cuarentena. De repente, Correos no tiene personal porque las 30 personas que trabajan allí estarían en cuarentena", denuncia CGT, que achaca la situación a la "irresponsabilidad" de la empresa a la hora de establecer la vuelta al trabajo de toda la plantilla.

Las medidas

"Lo que pedimos es que en los lugares en los que por espacio no es posible distanciar a las personas dos metros, se hagan dos turnos diferentes", indican fuentes de CGT, que piden que se espacie la hora de entrada como medida de seguridad. El sindicato explica que esta medida de turnos rotatorios es la que aplicaban en la empresa desde el 13 de marzo hasta el pasado lunes con el 50% de la plantilla en A Coruña, cuando "instó al 100% de la plantilla de reparto a presentarse en su puesto de trabajo a la hora habitual tanto si hay separación física como si no".

Fuentes de la empresa, por otro lado, indican que hasta la incorporación de toda la plantilla el pasado lunes, "los datos nunca superaron el 30% de trabajadores diarios", ya que había turnos rotativos. Correos apunta que repartió material a los empleados y que hay unos protocolos claros de actuación, como mantener la distancia de dos metros, envitar la saturación en oficinas e instalaciones y desinfectar de forma continua los elementos, medios de trabajo y vehículos. Además, la empresa asegura que los empleados evitan el contacto con los clientes dejando las cartas en los buzones y los paquetes en el suelo del domicilio o el mostrador de la oficina.

Actualidad