El Español
Actualidad
|
Galicia

Investigadores gallegos se concentran en Santiago contra la reforma de la Ley de Ciencia

Lamentan que la reforma no soluciona los problemas de precariedad que sufre este colectivo
Concentración en Santiago contra la reforma de la Ley de Ciencia
EP
Concentración en Santiago contra la reforma de la Ley de Ciencia

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

Decenas de investigadores se han concentrado en Santiago de Compostela en protesta por la reforma de la Ley de Ciencia planteada por el Gobierno central y que no soluciona los problemas de precariedad que sufre este colectivo.

La movilización, que se ha celebrado en la Praza do Obradoiro compostelana, ha sido convocada por la plataforma 'InvestiGal' pero se enmarca dentro de una campaña de protestas en todo el Estado a través de la 'Coordinadora Marea Roja de Investigación'.

De este modo, además de en la capital gallega, decenas de investigadores han impulsado concentraciones e iniciativas en una decena de ciudades como Madrid, Barcelona, Oviedo o Valencia.

Los manifestantes se congregaron guardando las distancias de seguridad tras una pancarta en la que se leía 'Sen ciencia non hai futuro, investigación digna xa' y corearon consignas como 'onde está que non se ve o 2% do PIB' o 'esta lei así non'.

Uno de los miembros de la plataforma, Hugo López, ha criticado el proyecto de reforma de la Ley de Ciencia, que fue aprobado en el Consejo de Ministros el pasado 31 de marzo y que no tiene en cuenta las demandas históricas del colectivo investigador ni la situación que padecen.

"La reforma de la Ley de Ciencia debería ser una oportunidad para acabar con la precariedad de las investigadoras e investigadores, y creemos que no lo va a ser", ha lamentado, en declaraciones a los medios.

López ha calificado la norma de "maquillaje" que "no va a cambiar lo fundamental" que necesita este colectivo, afectado por la escasez de plazas, la falta de oportunidades de estabilización y de inversión.

Del mismo modo, añade, la reforma "deja fuera a muchos colectivos", como es el caso de investigadores hospitalarios o personal técnico de investigación, figuras que quedarían al margen en el caso de que la norma se aprueba definitivamente.

Elimina el sistema actual

El manifiesto de la Coordinadora denuncia que la norma acentuaría la precariedad de estos profesionales. "Se pretende la sustitución del sistema actual, que ya define una carrera ordenada, por otro con menos derechos, más precariedad y sin compromiso de aumento de inversión para aumentar el número de plazas que se convocan anualmente", señalan.

En concreto, se plantea la introducción de un nuevo programa ('Tenure Track') junto con la extinción de la figura de Científico Titular de Organismos Públicos de Investigación (OPIs). A partir de ahí, serán sustituidos puestos de funcionarios por plazas de personal fijo laboral "con mucha menos independencia y una importante reducción de derechos", entre ellos los relativos a complementos de antigüedad.

En suma, añaden, esta medida implicaría la fusión de los actuales contratos Ramón y Cajal en un único contrato laboral con cláusulas de despido y menos derechos, cuando ese programa puede dar lugar a puestos estables de científico titular o contratado doctor en universidades.

Asimismo, advierten que la reforma no garantiza la estabilización del personal porque la oferta de los 'Tenure Track' estará condicionada a cada OPE, por lo que la contratación quedaría en manos de los centros de destino y de un comité de expertos.

La Coordinadora critica, a su vez, que no reconoce la carrera investigadora de todas las escalas y sectores y deja de lado a parte de las figuras, además de obviar los compromisos adquiridos con el colectivo de investigación predoctoral (como el derecho a la indemnización por finalización de contrato) ni las de etapas posdoctorales.

Actualidad