El Español
Actualidad
|
Galicia

El riesgo de pobreza y exclusión social de la infancia en Galicia se sitúa en el 33,5%

Unos 127.355 niñas y niños viven en hogares por debajo del umbral de la pobreza, en situación de carencia material o en hogares sin empleo o con baja intensidad laboral

Coincidiendo con el inicio del curso escolar, la ONG Educo alerta de que la mochila de las niñas y niños de Galicia está cada vez más vacía y de que es urgente revertir esta situación y llenarla con inversión. En el último año, el riesgo de pobreza o exclusión social de la infancia en Galicia aumentó 7,5 puntos, situándose en el 33,5% de los menores de 18 años.

Unos 127.355 niñas y niños viven en hogares por debajo del umbral de la pobreza, en situación de carencia material (lo que incluye aspectos como dificultades para afrontar imprevistos o pagar suministros básicos) o en hogares sin empleo o con baja intensidad laboral. "En este contexto de vuelta al cole, poner el foco en los derechos de la infancia sigue siendo una gran materia pendiente”, indica Pilar Orenes, directora general de Educo. "Si queremos vivir en una sociedad que promueva la justicia social y que crea en el poder transformador de la educación, no podemos permitir que la hendidura de desigualdades sea cada vez más profunda”.

Aumento de 7,5 puntos y por encima de la media estatal

Desde 2016 el riesgo de pobreza o exclusión de la infancia en esta comunidad autónoma aumentó 7,5 puntos, y la sitúa, después de muchos años, por encima de la media estatal, situada en el 31,1% de niñas y niños. Si en 2016, el 27% estaba en esta situación, ahora lo están uno de cada tres niños. En un año, 27.459 niños más viven en Galicia en situación de riesgo de pobreza, y junto con Baleares y Cantabria es una de las comunidades autónomas en las que más aumentó la pobreza y exclusión de la infancia en el último año.

La infancia sigue representando el colectivo más perjudicado por la falta de acceso a recursos como una alimentación adecuada o poder disfrutar al menos una semana de vacaciones fuera de casa. Con un 33,5%, la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social de la infancia es de 7,8 puntos superior a la de la población en general, que es de un 25,7%. En lo que respecta a la carencia material de la infancia, que mide aspectos como el de hogares con menores de 18 años que no pueden hacer frente a imprevistos, mantener la vivienda a una temperatura adecuada o no pueden comer carne o pescado cada dos días, en Galicia aumentó también en el último año pasando del 7,7% al 14,9%.

El porcentaje de hogares donde viven niños, niñas y adolescentes que no pueden hacer frente a imprevistos (establecido en 650€ sin recurrir a créditos) pasó de un 25,4% a un 30,5%. Igualmente subieron el número de hogares con niñas y niños que presentan retrasos en el pago de suministros básicos en la vivienda principal, como alquiler, la hipoteca, la electricidad, el gas o la comunidad, pasando de un 4,6% a un 8,4%. Asimismo, un total de 105.131 hogares con menores de 18 años tienen dificultades para llegar el fin de mes, 13.419 hogares más que el año pasado.

Actualidad