El Español
Treintayseis
Actualidad
|
A Coruña

El PP de A Coruña acusa a los concejales Lage Tuñas y Gonzalo Castro de "mentir" y "engañar"

El portavoz municipal del grupo, Miguel Lorenzo, ha afirmado que "si yo fuese alcalde, los hubiese cesado sin dudarlo un segundo"
El portavoz municipal, Miguel Lorenzo
PP de A Coruña
El portavoz municipal, Miguel Lorenzo
Ofrecido por:

El grupo municipal del Partido Popular de A Coruña ha hecho balance una vez se ha cumplido un año de mandato de Inés Rey al frente del Concello en un desayuno informativo ofrecido a los medios de comunicación. Estuvo presente el portavoz 'popular', Miguel Lorenzo, acompañado por el resto de concejales del grupo, a los que quiso "dar las gracias por su trabajo".

El PP afirma que la alcaldesa "no dialoga" y que "ha abandonado los barrios", lo que ha provocado que sea, según ellos, "la alcaldesa que ha recibido más protestas en la calle". Añaden que el gobierno de Inés Rey no es transparente; no gestiona el día a día; no licita contratos, especificando que "muchos de esos contratos han sido judicializados"; sube los impuestos; y no avanza en temas clave, dando como ejemplos la Aesia o la Ciudad de las TIC.

Lage Tuñas y Gonzalo Castro

El Partido Popular acusó a los concejales socialistas José Manuel Lage Tuñas y Gonzalo Castro de mentir y engañar, respectivamente. Con respecto al primero, Miguel Lorenzo afirmaba que "hemos demostrado que el concejal de Urbanismo, Lage Tuñas, hizo obras sin licencia en un inmueble de su propiedad, y lo hicimos con dos informes. También demostramos que Lage Tuñas mintió en el Pleno a todos los coruñeses al negar haber hecho las obras", a lo que añadía que "este asunto no ha terminado".

Con respecto a Gonzalo Castro, el portavoz popular hizo referencia a las facturas del IMCE, "donde el concejal de Cultura, Gonzalo Castro, nos intenta engañar a todos: primero eran 2,5 millones de euros, después nos enteramos por el Interventor que hay otro millón de euros más sin pagar y cuál será nuestra sorpresa, que el martes su socio de gobierno, denunció que había 700.000 euros más en facturas irregulares que no han sido fiscalizadas. Tiene que haber responsabilidades políticas", explicaba, sentenciando que "si yo fuese alcalde, los hubiese cesado sin dudarlo un segundo".

Actualidad