El Español
Actualidad
|
Santiago

El Pico Sacro acoge la mayor desobstrucción de la historia de la espeleología española

Durante siglos fueron cientos las personas que lanzaron piedras a una cueva del Pico Sacro con la intención de acabar con el dragón que habitaba allí, según la leyenda. Ahora, voluntarios de la Federación Galega de Espeloloxía han sacado de allí más de tres toneladas de material, la mayor desobstrucción de la historia de la espeleología española
Desobstrucción de una cueva en el Pico Sacro.
Concello de Boqueixón
Desobstrucción de una cueva en el Pico Sacro.

El Pico Sacro, en Boqueixón, es uno de los lugares más destacados del Códice Calixtino: los discípulos del apóstol Santiago intentaron enterrar allí sus restos, pero se lo impidió la presencia de un dragón que vigilaba una puerta que conducía al mismísimo infierno.

Esta leyenda pervivió durante siglos, lo que llevó a cientos de personas a lanzar piedras a una cavidad -bautizada como Cova dos Mouros- con la intención de acabar con el dragón, lo que provocó una importante obstrucción que impedía el paso.

Ahora, voluntarios de la Federación de Espeloloxía de Galicia acaban de llevar a cabo la mayor operación de desobstrucción de la historia de la espeleología en España, retirando más de tres toneladas en diez horas.

"Conseguimos sacar unos 3.030 kilos de basura entre 16 personas en unas diez horas de trabajo, es un esfuerzo muy considerable y la mayor extracción de material foráneo de la historia de la espeleología española, nunca se sacó tal cantidad de material", explica el presidente de la federación, Francisco Martínez García, en una entrevista concedida a Quincemil.

Origen

La operación de desobstrucción (Concello de Boqueixón).

La Federación Galega de Espeloloxía lleva años realizando actividades de limpieza de cavidades con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio. En este 2021, declarado Año Internacional de las Cuevas por la Federación Internacional de Espeleología y, además, Año Santo Xacobeo, el lugar escogido fue el Pico Sacro.

"Fuimos a ver cómo estaba aquello y vimos que estaba totalmente lleno de piedras que impedían pasar entre dos cavidades, el Pozo do Pico y la Contramina de Juan Antón, así que tenía todas las papeletas para realizar una acción allí", explica el presidente.

Así, la federación le trasladó esta posibilidad al Concello de Boqueixón, que ofreció "todo su apoyo" desde el principio, gestionando los permisos necesarios para esta actividad, controlada en todo momento por el Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit).

El objetivo fundamental, además de reabrir la cavidad, era restablecer la circulación del aire, muy importante para mantener su climatología, toda vez que afectaba tanto a la humedad como a nivel biológico.

Resultado

La operación de desobstrucción (Concello de Boqueixón).

Las labores de desobstrucción se llevaron a cabo entre los días 5 y 6 de junio y lograron que el paso entre el Pozo do Pico -de 20 metros de profundidad- y la Contramina de Juan Antón -de doce-, que contaba con un hueco de diez centímetros, pasase a tener 65 centímetros de alto y 81 de ancho.

"Una pequeña parte era material de escorrentía, fundamentalmente tierra, pero la mayoría eran piedras que la gente fue lanzando a lo largo de los siglos, bien por la leyenda, bien por la curiosidad de ver cuánto tardaban en tocar el fondo", detalla Martínez.

El siguiente paso es tratar con el Concello de Boqueixón la posibilidad de organizar visitas guiadas, aunque siempre "con supervisión, un equipo mínimo y control", ya que la zona "no es para andarse con bromas" y es necesario un mínimo de formación previa.

La voluntad de la Federación es continuar desarrollando trabajos en la zona para recuperar la topografía original, descrita en 1956 por el Club Montañeiros Celtas, para lo que habría que retirar "como mínimo" el doble de material.

"Retiramos unos tres metros cúbicos de material y calculamos que deben de quedar entre seis y ocho; si hay apoyo institucional podría dejarse en buen estado", concluye el presidente de la Federación Galega de Espeleoloxía.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad