El Español
Actualidad
|
Santiago

Denuncian insultos homófobos en plena calle en Santiago: "É máis habitual do que pensamos"

Dos amigos caminaban de ganchete por la calle cuando una furgoneta se paró junto a ellos y sus dos ocupantes les preguntaron por "la calle del Culito Abierto" para, posteriormente, irse rápidamente al grito de "maricones de mierda". "Fixérono con cara de satisfacción, estaban totalmente envalentonados", lamenta uno de los afectados
La Rúa das Oblatas de Santiago de Compostela, donde sucedieron los hechos.
Quincemil
La Rúa das Oblatas de Santiago de Compostela, donde sucedieron los hechos.

El pasado martes a las 19:00 horas dos amigos paseaban tranquilamente de ganchete por la Rúa de Oblatas, en Santiago de Compostela. Sin previo aviso, una furgoneta se paró junto a ellos y sus dos ocupantes les preguntaron por "la calle del Culito Abierto" para, posteriormente, irse rápidamente al grito de "maricones de mierda".

Uno de los afectados, Anxo, decidió compartir esta historia en redes para concienciar de que estas situaciones "suceden continuamente e son máis habituais do que pensamos".

"O peor foi ver que facían todo aquilo con cara de satisfacción, sabendo que podían dicir o que lles dera a gana sen ningunha consecuencia: estaban totalmente envalentonados", explica a Quincemil Anxo, quien también lamenta la "impunidade" con la que actuaron estas personas.

A pesar de que "con bastante gusto poría unha denuncia", la velocidad a la que se dieron los hechos, con la furgoneta marchándose al instante, les impidió anotar la matrícula: tan solo saben que era blanca, sin rótulos y que sus ocupantes eran dos hombres de entre 30 y 40 años. "Cando marcharon berrámoslles, pero despois tardamos un intre en reaccionar e ser conscientes do que acababa de pasar: ó final xa tes interiorizado que che pode pasar algo así aínda que non tería que ser así", prosigue.

Al día siguiente, Anxo relató esta historia a través de sus redes no tanto pensando en los agresores, a quienes una publicación "non lles afectaría nada, necesitarían unha denuncia", sino a otras personas que sufran este tipo de situaciones y a la sociedad en general, para que sepa que "estas violencias son cotiás".

Anima a denunciar

"Animo a todo o mundo que sufra unha situación como esta a facela pública ou a denunciar: non temos por que seguir sendo vítimas", explica el joven. Para todas aquellas personas que han sufrido situaciones similares y necesiten apoyo o información sobre qué pasos dar para denunciar, Anxo destaca la importante labor de asociaciones como Avante LGBT+ o ALAS A Coruña.

"A nós dounos moita rabia o que nos pasou, pero cada persoa é un mundo e hai a quen lle pode afectar moitísimo máis: estas asociacións poden ser de moita axuda e ofrecen asesorías para quen non saiba moito do tema", recomienda. Los ocupantes de la furgoneta no consiguieron lo que querían: los dos amigos siguieron caminando de ganchete. "Ninguén nos vai dicir como podemos pasear", concluye Anxo.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad