El Español
Actualidad

Condenada a seis meses de prisión por devolver ropa usada en tiendas de Zara

La joven intercambiaba las etiquetas de la ropa nueva con las de las prendas ya usadas y las devolvía a los establecimientos de la cadena en Zaragoza
18:46 · 20/10/2019
Inditex
Tienda de Zara en el paseo de Gracia de Barcelona.

¿Te imaginas estrenar ropa cada temporada de manera gratuita? Lo que puede parecer algo irreal, no lo fue para una joven de Zaragoza que inventó un método para ir siempre a la última sin gastar un euro de su bolsillo. Eso sí, al final le salió caro, y es que tras ser descubierta fue condenada a seis meses de prisión por un delito de estafa.

Según recoge el Heraldo de Aragón, Zara descubrió que una joven se había aprovechado de las facilidades que brindan hoy en día las tiendas de moda- que dan un plazo de un mes para devolver aquellas prendas que no acaban de convencer al cliente- para desarrollar un fraudulento sistema de intercambio de etiquetas que le permitía renovar cada temporada su vestuario a coste cero.

¿Cómo?, te preguntarás. Esta mujer de 31 años y natural de León compraba ropa en diferentes tiendas Zara de Zaragoza, después le quitaba las etiquetas –internas y externas– para colocárselas a otras que ya había utilizado y que devolvía en las tiendas de la firma como si fueran las recién adquiridas.

La cadena de moda tardó varios meses en detectar la estafa porque la clienta manipulaba las etiquetas de una manera muy meticulosa, hasta el punto de que se llegó a saber qué código de barras se correspondía con cada tonalidad de ropa, según recoge este diario aragonés.

Evitaba a las encargadas y compraba en efectivo

A la hora de realizar las devoluciones, la mujer no solicitaba nunca la devolución en efectivo, pues era conocedora de que esta no la podía hacer una cajera y que tendría que ser autorizada por una encargada. Y precisamente esta mujer quería evitar a las responsables de tienda, pues son más conocedores del stock.

Estas maniobras terminaron siendo denunciadas. La mujer tuvo que responder en un juicio por estos hechos. En él, la investigada negó que hubiera intercambiado etiquetas y alegó que no sabe zurcir ni coser.

Sin embargo estos argumentos no convencieron al tribunal, pues el Juzgado de lo Penal 4 de Zaragoza la ha condenado a seis meses de cárcel y le prohíbe acceder a los establecimientos de la cadena en la capital aragonesa. 

Actualidad