El Español
Treintayseis
Actualidad
|
Galicia

Atrapado dos horas a 400 metros de la estación en un tren A Coruña-Ourense: "Ayer fue igual"

Esta mañana ha estado marcada por el accidentado viaje inaugural de los trenes Avril entre Madrid y Galicia con salida desde Vigo. Previamente, un Alvia A Coruña-Ourense estuvo parado a su vez casi dos horas a pocos metros del andén en la ciudad de As Burgas
Estación de tren de Ourense.
Víctor Currás
Estación de tren de Ourense.

La mañana de este martes, 21 de mayo, ha estado marcada por el accidentado viaje inaugural de los trenes Avril entre Madrid y Galicia, dado que el tren que cubría la ruta Vigo-Madrid y que salió a las 09:28 minutos de la ciudad olívica, sufrió un problema técnico que provocó que se quedase parado más de media hora a pocos metros de la estación de Ourense. El tren, que se dirigía a la ciudad de As Burgas tras realizar una parada en Santiago, se detuvo en torno a las 11:10 horas.

Con casi medio millar de pasajeros a bordo, los convoyes estuvieron sin luz en su interior, mientras crecía la inquietud entre los usuarios que solicitaban que se les ofreciesen buses para completar su trayecto. Finalmente, la marcha del Avril se reanudó dos horas después una vez solucionada lo que al parecer se trató de una incidencia técnica, no sin antes tener que ser remolcado por otro tren hasta en dos ocasiones hasta circular por sí mismo. El trayecto completo de este tren era: Vigo, Pontevedra, Vilagarcía de Arousa, Santiago, Ourense, Zamora y finalmente la capital de España.

Unido a lo ocurrido en este viaje inicial de la alta velocidad en Galicia tras las pruebas realizadas la semana pasada con el ministro de Transportes, Óscar Puente, a bordo, hubo incidencias previas con Alvia que unían A Coruña y Ourense. Concretamente en el tren con salida a las 07:10 horas de A Coruña y con llegada prevista a la ciudad de As Burgas a las 08:20 horas, algo que no se cumplió. Según el testimonio de un afectado, los pasajeros tuvieron que soportar estar parados dentro del tren durante una larga hora y 50 minutos a pocos metros del andén ourensano.

"Nos decían por megafonía que era un problema de conexiones y señalización y finalmente pudimos bajar en Ourense a las 10:10 horas. Había gente nerviosa y agobiada que viajaba para trabajar y muchos aseguraron en el vagón que iban a reclamar", explica el joven que, como el resto de viajeros, se vio obligado a incorporarse tarde a su puesto de trabajo.

Asimismo, lamenta que este tipo de incidencias y retrasos "son algo habitual" y ejemplifica que este lunes, 20 de mayo, el tren que debía coger desde Ourense con parada final en la ciudad herculina tenía como hora prevista de salida las 17:10 horas y finalmente arrancó a las 18:30, casi una hora y media más tarde.

Acerca de estos inconvenientes, el afectado argumenta que pueden deberse, según ha podido comprobar varias jornadas, a los ajustes de las conexiones ferroviarias entre Ourense y Madrid con enganches necesarios de vagones para ampliar capacidad.

Actualidad