Margarita Robles, ministra de Defensa, junto a los militares ucranianos que reciben entrenamiento en Zaragoza

Margarita Robles, ministra de Defensa, junto a los militares ucranianos que reciben entrenamiento en Zaragoza Ministerio de Defensa Omicrono

Tecnología

Spada 2000, el sistema antimisiles con el que España adiestra a militares ucranianos en Zaragoza

Militares ucranianos llevan semanas recibiendo entrenamiento en la Base Aérea de Zaragoza para operar esta batería contra misiles de corto alcance.

11 octubre, 2022 02:50

La guerra de Ucrania parece haber entrado en una nueva fase, tras el golpe del puente de Crimea, directo al orgullo nacional ruso, y las represalias de Putin, que ha vuelto a bombardear Kiev y Zaporiyia, dejando decenas de muertes de civiles a su paso. Mientras, los países miembros de la OTAN siguen proporcionando armamento y material bélico a los ucranianos, y España, tras las reticencias iniciales, parece dispuesta a cumplir con sus compromisos cediendo el sistema de defensa antiaérea Spada 2000 y sus misiles Aspide.

[Los obuses españoles que usa Ucrania en su contraofensiva: 24 km de alcance y muy explosivos]

Así lo confirmó la semana pasada la ministra de Defensa, Margarita Robles, en su visita al Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) en la Base Aérea de Zaragoza, donde 19 militares ucranianos llevan semanas recibiendo entrenamiento“Más allá de la formación que ustedes están aprendiendo aquí, yo quería transmitirles el apoyo, el cariño y el reconocimiento de España entera con Ucrania. Su estancia aquí para nosotros es una manera de demostrarles nuestro reconocimiento y nuestra admiración. Todo el pueblo ucraniano y ustedes han demostrado que son bravos y heróicos”, dijo la ministra.

Durante su estancia los soldados ucranianos conocerán todos los detalles sobre el sistema antiaéreo Spada 2000, para que puedan operarlo de forma autónoma en los diversos frentes del conflicto y contrarrestren los misiles rusos. El adiestramiento se dividió en dos partes, una para operadores del sistema y otra para personal de mantenimiento (que incluye armeros, mecánicos y expertos en electrónica) y se corresponde con la entrega de uno de los sistemas Spada 2000 pertenecientes al Ejército del Aire español.  

En qué consiste

Este sistema antiaéreo, fabricado por MBDA, fue entregado a las tropas españolas en 1999, y es una de las defensas antimisiles más punteras de las que dispone España. El Ejército de Tierra cuenta además con el NASAMS desplegado desde julio en Letonia, una batería de misiles Patriot, el sistema Hawk modernizado y el Mistral III.

El sistema que España cederá a Ucrania es la evolución de los sistemas Spada, que comenzaron a operar en la Fuerza Aérea Italiana en 1983 y permiten interceptar misiles de corto alcance con un rango superior a los 20 kilómetros, cubriendo una superficie de hasta 2.000 kilómetros cuadrados. Spada 2000 funciona tanto de día como de noche y también en condiciones climatológicas adversas, y permiten proteger todo tipo de emplazamientos terrestres, desde bases aéreas hasta puertos, zonas civiles o edificios importantes.

Misiles Aspide 2000 lanzados por el sistema antiaéreo Spada 2000

La configuración básica del sistema cuenta con un centro de detección, para el control operativo táctico, dos secciones de fuego (ampliables a cuatro) y uno o dos lanzadores de misiles por sección, hasta un máximo de ocho lanzadores. Una de sus ventajas es su facilidad de transporte, tanto en camión como en tren o avión, además de la posibilidad de integrar y coordinar hasta 10 sistemas de artillería antiaérea adicionales. 

Los proyectiles que lanza Spada 2000 son los misiles Aspide, fabricados por la italiana Selenia y desarrollados en los años 70. Se trata de un misil tierra-aire que ha estado presente tanto en las filas del Ejército del Aire como en las del Ejército de Tierra. De estas últimas, se conoce su baja a finales del 2020.

[Así es Relámpago, el buque de la Armada que España envía a vigilar la costa occidental de África]

Las Fuerzas Armadas ejecutaron un pedido por 200 unidades en 1985, que fueron entregadas entre 1987 y 1989 junto al sistema de lanzamiento Spada. Una segunda tanda de 51 misiles Aspide 2000 —un versión más moderna— se entregaron entre 1997 y 1999 junto con el sistema Spada 2000.

Por el momento se desconoce la versión y la cantidad de misiles que España enviará a Ucrania. En cuanto a la ficha técnica, los misiles Aspide 2000 son capaces de impactar contra un objetivo en un radio de 25 kilómetros en su versión tierra-aire, con una masa total de 220 kilogramos, 35 de los cuales corresponden a la ojiva.

El sistema antiaéreo Spada 2000 disparando un misil Aspide

El sistema antiaéreo Spada 2000 disparando un misil Aspide MBDA Omicrono

El sistema de propulsión está protagonizado por un motor de cohete fabricado por la compañía turca Roketsan, que también está detrás de los misiles con los que ataca el dron Bayraktar TB2. Eso les permite alcanzar una velocidad máxima 4 veces superior a la del sonido, unos 5.000 km/h.

Entrenamiento en Zaragoza

“El objetivo principal no es que [los militares ucranianos] se hagan expertos en el material, pero sí que sean capaces de operarlo”, explicó Carlos Forcano, coronel del Ejército del Aire y del Espacio y jefe del EADA, que también indicó que para la instrucción cuentan con dos traductores de ruso. Según confirmó el propio Forcano, la misión iba a tener inicialmente una duración de tres semanas, pero se prolongará una más, hasta el 14 de octubre. Y no acabará ahí: el 1 de noviembre llegarán más soldados procedentes de Ucrania para su adiestramiento.

El comandante al mando de los efectivos ucranianos, Dimitri Shelekhov, por su parte, agradeció a la ministra Robles y a los instructores su apoyo, además del envío de material y la atención médica facilitada por el Hospital de la Defensa de Zaragoza a sus compatriotas.

“Se han esforzado mucho y les estamos muy agradecidos”, aseguró Shelekhov. “Cada día las ciudades de Ucrania son golpeadas con misiles y muere mucha gente civil. Además, muchos niños y soldados mueren y sufren heridas. Sabemos que España es nuestro aliado y se lo agradecemos mucho”, concluyó.

Margarita Robles, ministra de Defensa, y el comandante ucraniano en la Base Aérea de Zaragoza

Margarita Robles, ministra de Defensa, y el comandante ucraniano en la Base Aérea de Zaragoza Ministerio de Defensa Omicrono

El de Spada 2000 y los misiles Aspide no es el único envío de material con destino a Ucrania que ha tenido lugar en las últimas semanas. De hecho, la semana pasada partió desde Alcalá de Henares un convoy terrestre con ocho vehículos ligeros, dos ambulancias y cinco toneladas de material sanitario.

Hasta la fecha, el esfuerzo de ayuda a Ucrania por parte de España se ha concretado en unos 31 aviones, cerca de 80 camiones y dos barcos para transporte de material y personal, como niños y heridos. Sigue pendiente, a la espera de que Alemania dé el visto bueno definitivo, el envío de 40 Leopard A4, los blindados que España lleva guardando 10 años en un almacén de Zaragoza.

También le puede interesar:

Guerra Rusia -Ucrania