Kalashnikov es uno de los protagonistas de la industria armamentística mundial con fusiles tan característicos como el AK-47, una de las armas más famosas que incluso tuvieron presencia en España en manos de los terroristas de ETA. Ese legado no está exento de evolución tecnológica y acaban de anunciar que su escopeta más moderna se sincroniza con el Apple Watch y con el iPhone.

Noticias relacionadas

En concreto, se trata de la escopeta M-155 Ultima que ya presentaron el año pasado como la nueva generación de armas conectadas pero cuya conexión con los dispositivos de Apple ha tenido que esperar hasta este mes de septiembre.

Más allá de la capacidad del disparo, la M-155 Ultima dispone de algunos añadidos realmene interesantes con una pequeña pantalla como centro de control. Una de esas funciones extra es la grabación de vídeo gracias a una cámara preinstalada debajo del cañón y que logra enviar la fuente de vídeo al Apple Watch y al iPhone a través de una aplicación instalable.

Algo así como una GoPro, pero de Kalashnikov, y con la posibilidad de que todo quede registrado. Desde la pantalla integrada se pueden manejar ver todas las funciones e ir navegando por los menús a través de un joystick.

Kalashnikov MP-155 Ultima Kalashnikov

Además, la escopeta cuenta con Bluetooth -que usa para conectarse con el Apple Watch y el iPhone- así como WiFi y un puerto USB Tipo C. "La razón de añadir un accesorio tan inesperado al arma es simple: atraer nuevos usuarios al mundo de las armas con un 'juguete' elegante", ha declarado Yuri Sinichkin, un exfrancotirador e ingeniero en la corporación Lobaev Arms, a RBTH.

"En la vida real estos anuncios solo endurecerían la vida de un tirador, pero si vas a un rancho o al bosque a disparar por diversión, definitivamente funcionaría", recalca. También apunta a que el coste se dispara al añadir esta tecnología, si la versión estándar de una M-155 cuesta alrededor de 500 dólares, el modelo Ultima se dispara hasta los 2.000.

Pantalla Kalashnikov MP-155 Ultima Kalashnikov Omicrono

Una vez abiertas este tipo de conexiones, las posibilidades de aprovecharlas tienden al infinito. Más teniendo en cuenta los grandes avances de los últimos tiempos en el terreno de las mirillas inteligentes y las armas conectadas que se manejan a miles de kilómetros de distancia.

La propia Kalashnikov anunció en la presentación que está trabajando en el desarrollo de más armas para civiles. En concreto, pistolas traumáticas -para uso deportivo- con sistemas de realidad aumentada incorporados.

También te puede interesar...