La salud mental ha adquirido más relevancia en los últimos años y Apple quiere incluirla entre las afecciones que pueden detectar sus dispositivos. Mediante sensores y algoritmos los iPhones y Apple Watch analizarían la salud de su propietario en busca de algunos signos de depresión, ansiedad y enfermedades como el Alzheimer.

Noticias relacionadas

Los dispositivos de Apple ya son capaces de reconocer problemas cardiacos o incluso accidentes. Ahora la compañía estudia cómo detectar afecciones mentales como la depresión o la ansiedad, explica The Wall Street Journal.

Junto a la Universidad de California (UCLA) están desarrollando un estudio que comenzó en 2020 y en el que se trabaja con los datos de movilidad, la calidad del sueño y los patrones de escritura para detectar algún síntoma relacionado con estos problemas mentales.

Apple y la ansiedad

El estudio realizado en conjunto con UCLA se presentó en 2020 en una fase piloto que reunió a 150 participantes. Sin embargo, ya han alcanzado los 3.000 voluntarios que utilizan el iPhone y Apple Watch para recoger sus datos personales. 

Estos dispositivos recogen una amplia variedad de parámetros relacionados con la salud física y el comportamiento de las personas. Entre los aspectos que se están teniendo en cuenta está el análisis de las expresiones faciales, cómo hablan, el ritmo y la frecuencia de sus caminatas, la calidad del sueño y la frecuencia cardíaca y respiratoria.

También pueden medir la velocidad a la que escriben, la frecuencia con la que cometen errores tipográficos y contenido de lo que escriben, según los documentos del estudio.

La depresión el sufrimiento de muchas personas

Los datos recogidos por el móvil y el reloj y analizados por los algoritmos de la compañía se comparan con la información aportada por los voluntarios mediante formularios. En ellos, los participantes indicarán cómo se sienten para poder determinar su estado de ansiedad y depresión.

Así se valorará a lo largo de tres años si la tecnología de Apple puede reconocer estos problemas de salud. El artículo de WSJ asegura que también se mide el nivel de cortisol, la hormona del estrés, en los folículos pilosos de los participantes.

Desde Autismo a Alzheimer

Las afecciones que Apple está estudiando desde hace tiempo son muy diversas. Con la Universidad de Duke trabaja para crear un algoritmo que reconozca el autismo en la infancia, utilizando las cámaras de los iPhone para estudiar la capacidad de concentración del menor.

iphone 11 1 Paolo AC

Paralelo a estos trabajos, la farmacéutica Biogen también utiliza los iPhone para monitorear las funciones cognitivas de los pacientes y estudiar el deterioro leve de las personas, como síntoma del Alzheimer. Este estudio realizará un seguimiento durante dos años de 20.000 participantes, la mitad de los cuales tienen un alto riesgo de deterioro cognitivo.

Estos trabajos de investigación están aún en fases muy tempranas para sacar conclusiones, pero si terminan con éxito Apple podría en el futuro aconsejar a las personas solicitar ayuda médica en caso de detectar signos de depresión u otros problemas.

También podría servir esta tecnología como método de seguimiento para los pacientes y que los especialistas utilicen los datos para conocer la evolución del enfermo. Una ayuda que podría ser decisiva para muchas personas, se calcula que para 2050, la depresión será el principal problema de salud, siendo esta la principal causa de que cada 40 segundos se quite la vida una persona en el mundo.

También te puede interesar...