Sin lugar a dudas, el Apple Watch ha demostrado ser toda una herramienta para monitorizar la salud, llegando incluso a salvar vidas. Hemos visto casos de todo tipo, en España y en Estados Unidos, con casos que incluso no tenían relación directa con la salud. Un nuevo caso emerge esta vez en Long Island, Estados Unidos.

Noticias relacionadas

Según adelanta la ABC en Estados Unidos, Brandon Schneider está vivo gracias al reloj de Apple que lleva en su muñeca. Con 25 años, este usuario es un aficionado al fitness y al deporte. Y por supuesto, realiza un seguimiento de su salud con su Apple Watch.

Este usuario estaba sufriendo un fuerte dolor abdominal durante varios días, hasta que Schneider se desmayó en el hospital. El reloj de Apple se encargó de alertar a su padre del problema, gracias a su sistema de detección de caídas.

Salvado por el Watch

Los hechos transcurrieron de forma muy rápida. Schneider comenzó a sufrir dolores abdominales, que le duraron varios días. Aunque el usuario de 25 añosa era activo y hacía deportes como senderismo o hípica, este corría varias veces por semana y acudía a maratones. Es decir, no tenía antecedentes de una mala salud ni muchísimo menos.

Apple Watch. Fikri Rasyid Unsplash

Al saltar las alarmas, Schneider acudió al hospital con su padre. El dolor era intenso, llegando a ser insoportable. Según el propio Schneider, "esto parecía diferente a todo lo que había experimentado en el pasado". El 12 de julio, llegaron al hospital tanto el deportista como su padre.

En aquel momento, Schneider decidió ir al baño. Fue ahí cuando después de lavarse las manos perdió el conocimiento. "Recuerdo que me lavé las manos y pensé: algo va a pasar", aseguró Schneider.

El sistema de detección de caídas captó la que sufrió Schneider, y automáticamente el Apple Watch lanza una notificación con vibraciones hápticas que requiere una respuesta en 45 segundos. Al no obtenerla, el Watch lanzó una alerta a su padre.

Su padre alertó al personal del hospital y al atenderle descubrieron que la caída había sido más que grave. Sufrió una fractura de cráneo junto a unos golpes que podrían haber sido potencialmente mortales.

Apple Watch

Se sometió a una cirugía cerebral de emergencia. Y aunque el propio Schneider admite que estuvo en el mejor lugar y en el mejor momento, la detección del Watch sirvió para que el equipo actuara rápido y paliara los efectos de la caída en la medida de lo posible.

Schneider agradece a los médicos que le salvaran la vida, y que pueda estar recuperándose ahora mismo. Sin embargo, no cesa en lanzar buenas palabras para su Apple Watch.

"Quiero alentar a la gente a configurar sus contactos de emergencia en sus Apple Watch". Y es que si algo demuestra este caso, es que Apple tiene muy buena mano para aplicar sistemas que puedan, potencialmente, salvar vidas cuando el tiempo es oro.

También te puede interesar...