El fundador de Virgin Galactic, Richard Branson, irá al espacio en la primera misión totalmente tripulada de la historia de su compañía. Lo hará el próximo 9 de julio, si todo sale según lo planeado, a bordo del VSS Unity y tras haberse anunciado esta madrugada (hora de España).

Noticias relacionadas

El VSS Unity vehículo es el elegido por Virgin para realizar los viajes turísticos que tan en el foco están últimamente y que pretenden coger fuerza a finales de este 2021 y con vistas a un 2022 prometedor. Además, llega en un momento clave para la empresa que obtuvo el visto bueno de la FAA en el ámbito de la operatividad y seguridad hace tan solo unos días.

"Siempre he sido un soñador. Mi madre me enseñó a no rendirme nunca y alcanzar las estrellas. El 11 de julio es hora de convertir ese sueño en realidad a bordo del próximo vuelo espacial Virgin Galactic", según publicó en Twitter Richard Branson.

VSS Unity acoplada a la VMS Eve Virgin Galactic Omicrono

El vuelo, nombrado como Unity 22, despegará 9 días antes del que Jeff Bezos -junto a su hermano y el ganador de la subasta- haga lo propio en la nave New Sephard el 20 de julio. La VSS Unity es la segunda de las naves construidas del modelo SpaceShipTwo que tan buenos resultados le está dando a la compañía.

Tiene capacidad para 6 pasajeros más 2 pilotos y este Unity 22 será el cuarto vuelo tripulado de Virgin Galactic. Aunque el primero en llevar una tripulacióm completa compuesta por 2 pilotos y 4 técnicos entre los que se encuentra Branson.

"Realmente creo que el espacio nos pertenece a todos. Después de más de 16 años de investigación, ingeniería y pruebas, Virgin Galactic se encuentra a la vanguardia de una nueva industria espacial comercial, que abrirá el espacio a la humanidad y cambiará el mundo para siempre", ha declarado Richard Branson con relación a su próximo lanzamiento.

El concepto de vuelo espacial que maneja actualmente Virgin Galactic se aleja un tanto de los lanzamientos tradicionales. En la compañía utilizan una nave nodriza VMS Eye (de diseño y construcción propio) donde se engancha la VSS Unity.

El conjunto asciende hasta una determinada altura, se suela al VSS Unity y enciende su motor para ascender más allá de los 80 kilómetros de altura. Después de unos pocos minutos y tras haber experimentado microgravedad y poder ver la Tierra y el espacio, el VSS Unity regresa a tierra firme.

También te puede interesar...