Virgin Galactic, la compañía perteneciente al multimillonario Richard Branson, es una de las mejor posicionadas para los viajes espaciales privados. Su objetivo no es convertirse en una SpaceX capaz de enviar gente a Marte, al menos a medio plazo, sino ser la 'aerolínea' de cabecera para los viajes turísticos.

Noticias relacionadas

Tras varios años de desarrollo, el VSS Unity -denominación al más puro estilo de los buques militares estadounidenses- por fin se deja ver el interior. El Unity es el segundo vehículo de la saga SpaceShipTwo y el primero en mostrarnos cómo será la cabina de turistas espaciales.

El sistema de lanzamiento que Virgin ha ideado para sus naves consiste en despegar el cohete (donde viajarán los turistas) junto con una nave nodriza compuesta por un particular avión. Una vez alcanzada la altura y estar en el momento justo, el cohete se suelta de la nave y enciende su propio motor para alcanzar el vuelo suborbital deseado.

Asientos VSS Unity Virgin Omicrono

El anuncio de Virgin mostrando el interior de la nave ha sido totalmente inesperado y muestra los avances de la compañía en su objetivo de llevar turistas al espacio. Para el diseño se han aliado con la agencia Seymourpowell, con sede en Londres, que ha dado los toques más 'artísticos' al conjunto dejando la parte técnica a los ingenieros. Según informa la compañía, tanto la paleta de colores como los materiales externos del interior de la nave han sido seleccionados con el máximo cuidado para proporcionar sensación de confianza a los astronautas.

Pantalla con información del vuelo en la VSS Unity Virgin Omicrono

Pasando ya a un aspecto más tecnológico, el VSS Unity contará con asientos reclinables de tamaño individual especialmente diseñados para sobrellevar las fuerzas G. Cada asiento tendrá en la parte posterior una pequeña pantalla donde se irá informando a los astronautas sobre la fase de vuelo en la que se encuentra la operación y, una vez en la zona de ingravidez, podrán realizar movimientos dentro de la cabina para aprovecharse de las 12 ventanillas circulares dispuestas en paredes y techos.

La nave también irá equipada con 16 cámaras de alta definición capaces de grabar vídeos y realizar fotografías. Según informa la compañía, Virgin Galactic ya cuenta con 600 astronautas apuntados para sus viajes turísticos. La VSS Unity cuenta tan solo con 6 asientos y hasta que las dos naves restantes salgan de la cadena de montaje, tendrán que ir haciendo cola. Aunque la idea de Branson era realizar el primer vuelo en 2020, las últimas informaciones apuntan más a que finalmente, y si los problemas lo permiten, será 2021 el año en el que un vuelo turístico de Virgin Galactic levante el vuelo.