China está un paso más cerca de contar con su particular estación espacial. A eso de las 3:22 hora de España, tres astronautas del gigante asiático despegaron rumbo al espacio a bordo de la nave Shenzhou-12 impulsada por el cohete Long March 2F. Por delante, unas cuantas horas de viaje que culminarán con la maniobra de acoplamiento de la que por el momento no se conocen muchos más detalles.

Noticias relacionadas

"El despegue fue según lo previsto y los paneles solares se desplegaron correctamente. La misión ha sido un completo éxito", anunció Zhang Zhifen, director del centro de lanzamiento de satélites de Jiuqian. El plan de la CMSA, la agencia espacial china de vuelos tripulados, es que la Shenzhou-12 se acople con la nave de carga Tianzhou-2 -lanzada el 29 de mayo- y el módulo central Tianhe, que fue lanzado el pasado 29 de abril.

Tianhe es el módulo más grande de la estación espacial Tiangong que tiene previsto construirse a lo largo de este año 2021 y entrar oficialmente en servicio en 2022. El trío de astronautas que acaban de lanzar permanecerá en el Tianhe un total de tres meses en los que tendrán que "verificar las principales tecnologías para construir u operar la estación Tiangong", según apuntó Ji Qiming, director adjunto de la CMSA.

La nave Shenzhou-12 junto con el cohete Long March 2F Reuters

La agencia tiene previsto un total de 11 lanzamientos, entre los que se encuentran 4 tripulados con personal de relevo. El objetivo es transportar otro par de módulos -de menor tamaño- para que se acoplen a la Tianhe y así conformar la estación espacial Tiangong, que pesará alrededor de las 70 toneladas una vez finalizada.

Para poner a la Tiangong en perspectiva, se estima que los asiáticos contarán con aproximadamente el 20% del espacio si comparamos su estación con la Estación Espacial Internacional. Pero no por ello deja de ser válida. China ha planeado disponer de 14 espacios para realizar experimentos científicos en el interior mientras hay otros 50 acoples para el exterior, donde se espera que se coloquen todo tipo de sensores y dispositivos para recabar información.

En cuanto a especificaciones, además de las cerca de 70 toneladas, se conoce que dispondrá de una distribución tipo "T" siendo la parte más larga el módulo Tianhe con una longitud total de 16,6 metros por 4,2 de ancho.

Lanzamiento de la Shenzhou-12 Reuters

La estación Tiangong tiene una vida útil prevista de 10 años, aunque todo apunta a que se podrán alargar a unos 15. Todo esto llega en un momento clave para la Estación Espacial Internacional, que ya está mirando el reloj y a punto de entrar en tiempo de descuento con unos planes de desmantelamiento que se han fijado entre el 2024 y el 2028.

También te puede interesar...