Desde que el helicóptero Ingenuity despegara por primera vez desde Marte en el mediodía (hora de España peninsular) del pasado 19 de abril, las pruebas de la NASA no se han detenido ni un instante. El dron que viajó a bordo del Perseverance ya ha demostrado que se puede volar en una atmósfera tan compleja, pero ese hecho tan solo es el primero de todo lo que tiene que conseguir.

Noticias relacionadas

El último de los récords se ha dado en el tercero de los vuelos de prueba programados ocurrido ayer día 25 de abril. En ese tercer despegue, el Ingenuity consiguió volar más rápido y más lejos que las dos veces anteriores. El plan de vuelo completado consistió en un ascenso a 5 metros de altura y se alejó 50 metros mientras alcanzaba una velocidad punta de 2 metros por segundo.

Los datos de la telemetría llegaron a la Tierra casi 6 horas después de que el vuelo hubiera ocurrido debido al retardo de las comunicaciones. "Con este vuelo, estamos demostrando capacidades críticas que permitirán la adición de una dimensión aérea a futuras misiones a Marte", ha declarado Dave Lavery, ejecutivo del programa del proyecto para el helicóptero Ingenuity en la sede de la NASA en Washington.

El rover Perseverance, quien hace el papel de nodo de comunicaciones entre el Ingenuity y la Tierra, pudo captar imágenes del helicóptero realizando la prueba de vuelo. Se trata de un metraje de 80 segundos tomado con la Mastcam-Z que llegará al centro de control de la NASA en los próximos días.

Al mismo tiempo, los técnicos comienzan a explotar las funciones de la cámara a color del Ingenuity -que comenzó a funcionar en el segundo vuelo-, la cámara de navegación en blanco y negro rastrea las características de la superficie mientras el helicóptero vuela.

Tercer vuelo del Ingenuity NASA JPL

El ordenador de vuelo del Ingenuity, quien se encarga de hacer volar la nave de manera autónoma según las instrucciones enviadas por la NASA, utiliza las cámaras para realizar su trabajo. Esto es importante porque el procesador a bordo del helicóptero en el que van embebidos los algoritmos no puede rastrear las características de la superficie si el Ingenuity vuela demasiado rápido.

"Esta es la primera vez que vemos el algoritmo de la cámara funcionando a larga distancia", ha dicho MiMi Aung, gerente del proyecto del helicóptero en JPL (Jet Propulsion Laboratory). "No se puede hacer esto dentro de una zona de pruebas [en la Tierra]".

También te puede interesar...