Los Samsung Galaxy Watch 3 y Galaxy Watch Active2 vendidos en España y otros 31 países ahora podrán acceder a las funciones de electrocardiograma y presión arterial.

Noticias relacionadas

Es un anuncio muy esperado por todos los usuarios, ya que se tratan de dos de las funcionnes más deseadas, y que ya hemos visto en otros relojes inteligentes. El caso más famoso es el del Apple Watch, que desde el Apple Watch 4 permite activar el electrocardiograma.

Hasta no hace mucho, para hacerse un electrocardiograma hacía falta ir al médico y ser conectado a una gran máquina; en apenas unos años, la miniaturización de esta tecnología ha permitido integrarla en wearables como relojes inteligentes, y ya está salvando vidas.

Electrocardiograma con los Samsung

De hecho, el mayor obstáculo para que un smartwatch haga un electrocardiograma ya no está en la tecnología, sino en las leyes. Los fabricantes deben obtener una certificación especial, al ser considerados productos médicos que deben cumplir unos requisitos de seguridad, salud y medio ambiente.

Sólo una vez que se recibe la aprobación, los fabricantes pueden abrir la funcionalidad en cada país, y eso es lo que ha conseguido Samsung con su app Samsung Health Monitor, que ahora podrá registrar los datos que estos relojes ya son capaces de obtener. La certificación CE supone que podrá funcionar en la mayoría de países europeos, incluida España. Además, la aplicación también ha sido lanzada en Chile, Indonesia y los Emiratos Árabes Unidos.

Para la monitorización de electrocardiograma, el reloj analiza la actividad eléctrica del corazón usando el sensor integrado en el Galaxy Watch 3 o Galaxy Watch Active2. Para usarla, debemos sentarnos de manera cómoda, y asegurarnos de que el reloj está bien ajustado a la muñeca. Debemos poner el antebrazo sobre una superficie plana, y la yema del dedo de la mano opuesta debe colocarse en el botón superior del reloj durante 30 segundos.

La app nos indicará si el ritmo es sinusal (normal) o AFib (el corazón late de manera irregular); se calcula que 33,5 millones de personas en todo el mundo se ven afectadas por este problema.

Presión arterial

Aujnque la estrella son los electrocardiogramas, no podemos olvidarnos de la otra gran novedad: la medición de la presión arterial; un dato especialmente importante para tratar enfermedades cardíacas, cerebrales y renales.

A diferencia de los electrocardiogramas, el monitor de presión arterial debe ser ccalibrado usando un brazalete tradicional, un proceso que debe repetirse cada cuatro semanas. A partir de entonces, sólo tenemos que pulsar en el botón para iniciar la medición, que se realiza con los sensores de monitorización de frecuencia cardíaca.

También te puede interesar...