La Covid-19 ha venido a cambiar muchas cosas y ha acelerado la revolución digital. En España por ejemplo, se ha pasado desde la apuesta por el teletrabajo y educación a distancia a vivir un boom gamers y streamers que ahora pasan más tiempo que nunca en casa.

Noticias relacionadas

Uno de los sectores que más ha sentido la presión de esta exploisión de la demanda ha sido el de los fabricantes de dispositivos. Lenovo cuenta tanto una división para empresas, como otra de consumo como otra enfocada al gaming, que precisamente ha crecido durante el confinamiento con el primer smartphone para jugar de la empresa: el Lenovo Legion Phone Duel.

Justo días antes de que empezase el confinamiento, Fabio Capocchi, director de producto de Lenovo, se mudó a Madrid y desde su casa de Chamberí ha liderado el ambicioso reto de redefinir el catálogo de producto de la compañía para satisfacer la nueva demanda. En OMICRONO hemos hablado con él.

"La crisis de la Covid se puede dividir en tres momentos: cuando se cierra toda la producción, que para nosotros es un drama. Cuando las fabricas empiezan a abrir con una demanda fortísima y tras dos meses sin producir nada. Y después cuando han llegado los planes de trabajos mixtos. Necesidades diferentes que han llevado a que la gente necesite productos de empresa pero con enfoque de consumo", detalla Capocchi.

¿La nueva situación os ha cambiado los diseños que teníais?, ¿cómo ha sido el reconvertir marcas o productos?

Tenemos la ventaja de poder reaccionar muy rápido. El 50% de lo que vendemos lo producimos nosotros y tras el parón volvimos a producir muy rápido. Trabajamos en una planificación constante en la que cada semana revisamos el progreso global y nos movemos en consecuencia.

En el pasado como vendedores comunicábamos sobre la RAM, la CPU… ahora eso ha cambiado y estamos en una necesidad del usuario muy clara: necesita trabajar en casa como si estuviese en la oficina, y con una herramienta igual de segura que en la oficina.

Fabio Cappochi.

En la propia Lenovo por ejemplo estamos creando un teletrabajo mixto. Toda la gente puede ir por turnos a la oficina, porque ahí es donde están las herramientas más potentes (tres monitores, más accesorios, etc) Puedes planear cuando te viene mejor hacerlo y dónde. En casa lo que entendemos es que puedes tener dispositivos de alto nivel, pero la experiencia no puede ser igual a la del puesto de trabajo. El concepto no es 100% teletrabajo, ni 100% oficina, sino un modelo mixto que creo que es mejor. El empleado puede planear qué trabajo puede hacer en un sitio o en otro.

Otro de los aspectos que ha cambiado mucho es la forma de interactuar con otra gente. Vivimos más en Teams que en la realidad. Los usuarios están empezando a fijarse en la calidad de la cámara, del micrófono... Una feature que gusta mucho es ThinkShutter, una pestañita que tapa la cámara a través hardware, así como ThinkShield, nuestra plataforma de seguridad. El producto y los datos están seguros tanto en la oficina como en casa. Puedes tener un producto de consumo perfecto, pero si no tiene el nivel de seguridad suficiente, tienes el riesgo de poner a la compañía en peligro. Por esto estamos comunicando a toda la compañía que no se debe sacrificar la seguridad.

Lo cierto es que la gente empieza a mirar más la calidad del audio, del vídeo... se pasa mucho más tiempo frente al ordenador y se empieza a entender si un monitor es de calidad, si no, si la cámara es suficiente...

¿Se opta más por puestos con portátil y convertibles o por mini PC y monitores equipados?

Tenemos dos o tres casos de educación que están optando por montar las clases con monitores mini PC. Nuestra solución, que se llama TiO, tiene un monitor de 24 o 27 pulgadas que detrás tiene el hueco para nuestro mini PC. Se enchufa y se tiene una solución completa. Incluyendo cámara. Hay algunos casos que desenchufan este PC y luego se lo llevan a la oficina. Es un concepto para el teletrabajo, es más extremo pero se está valorando en algunos casos.

Aunque es una solución completa, la más habitual son los portátiles y los All in one (todo en uno), que se están vendiendo muy bien.

Estamos en una necesidad del usuario muy clara: necesita trabajar en casa como si estuviese en la oficina.

Cómo ha sido la evolución de los All in one, ¿barajan nuevos tamaños, hacerlos más completos...?

Todos buscan un producto All in One que tenga buenas capacidades multimedia. Buena barra de sonido, buena cámara, hueco para colocar el teléfono o carga inalámbrica. Se empieza a buscar no sólo la capacidad ténica del ordenador sino herramientas que faciliten una experiencia más completa. Que sea menos ordenador y más escritorio. Todos los cables deben ser invisibles, una estética buena. Ese es el punto en el que nos estamos centrando.

Otro de los problemas del teletrabajo en casa es la capacidad de aislarse si se comparte la vivienda, ¿trabajan en algún tipo de tecnología que mejore las videollamadas?

Hemos implementado una serie de accesorios que tienen pequeñas mejoras, como unos auriculares que tenemos, que permiten por ejemplo moverse por la habitación sin depender de batería, o poner en silencio las videollamadas de forma rápida. Nos centramos en resolver las necesidades reales.

La evolución del producto debe continuar porque aunque la Covid nos haya hecho repensar ciertos productos, la tecnología no para y tenemos que reaccionar.

La evolución del producto debe continuar porque aunque la Covid nos haya hecho repensar ciertos productos, la tecnología no para y tenemos que reaccionar. Hemos cambiado el catálogo de tabletas en tres meses durante la Covid. Igualmente la gama Thinkbook, está renovada. Acabamos de lanzar el X1 Fold, el producto más revolucionario del mercado, el primer portátil que se pliega, con una tecnología increíble. Es una revolución.

Han innovado con el X1 Fold, ¿cómo encaja en el nuevo panorama de trabajo?

Como producto es genial, es el primero de muchos productos de este tipo que van a venir al mercado. Lo importante era desarrollar la tecnología y empezar a ponerlo en manos del usuario final porque es ahí cuando se llega a los escenarios de uso reales.

Lenovo X1 Fold.

La Covid está adelantado todo y nosotros tenemos el Fold que se puede conectar a monitores, es un producto pensado tanto para ver como para crear contenido -porque es muy potente-, y por otra parte es un producto que a la gente le gusta por es llamativo y crea un poquito de aspiración por tenerlo. Es algo realmente nuevo. Es una revolución.

La demanda de equipos para trabajar en casa ha crecido, pero el gaming -que era lo que venía tirando del mercado de PC- también, ¿cómo se combina para satisfacer ambos picos de demanda?

Lo primero que hay que tener en cuenta que son muy diferentes. El gamer puro y duro utliza el ordenador sólo por jugar. No quiere algo híbrido que pueda retrasar ningún proceso. Es una herramienta aparte. Diferente son los casos de la estaciones de trabajo móviles o portátiles que tienen una RTX. Con ellos pueden hacer cosas gaming y también procesos pesados creativos. Quienes piden portátiles de esta gama puede ser que vayan a hacer modelo híbrido. Pero si tu te vas a montar tu PC de escritorio, es para gamer, no hay más.

Los gamers son gamers para toda la vida, sin embargo hemos notado cómo los gamers empiezan a tener necesidades diferentes debido al fenómeno de la segunda pantalla. Juegan cada vez más en el móvil y por eso hemos sacado el Legion Phone. Juegos como Call Of Duty van directos a la CPU y tiran de la RAM del móvil de una manera increíble. Ellos van a jugar también en el móvil y quieren la misma experiencia que tienen sobre el PC.

¿Qué han tenido en cuenta para diseñar el Legion Phone?

Lo primero, el mercado. Es verdad que nuestra compañía tiene mucha fuerza en el mercado asiático, donde la tendencia de jugar en el móvil viene de largo. La gente necesita moverse en trayectos más largos que en Europa y está más acostumbrado a jugar con el móvil. Por otro lado, en Asia la penetración de la consola tradicional es más baja que en Europa. Allí hay más interés para jugar en el móvil que en la PlayStation. Hemos visto una demanda muy clara.

Por otro lado, tenemos una marca muy potente: Legion, y colaboramos con muchos jugadores. Así que les hemos preguntado por sus necesidades. Cuando preguntamos que por qué esas y no otras, nos contestaban que jugaban a juegos triple A más de 16 horas a la semana en el móvil. Cuando entiendes que este comportamiento se da, sabes que necesitas algo así.

Hemos llevado el móvil al detalle para conseguir todas las peticiones que nos han hecho los gamers.

Además, ellos necesitan una herramienta diversa y potente para stremear a la vez, por eso hemos incorporado una cámara pop-up de lado para que se puedan grabar con un ángulo de 120 grados que es lo que buscaban ellos para poder retransmitir sus partidas.

Necesitan potencia, que el móvil controle la temperatura, una respuesta de pantalla impecable, buena luminosidad, tasa de refresco. Hemos llevado el móvil al detalle para conseguir todas las peticiones que nos han hecho los gamers.

El gamer tiene un PC exclusivamente para jugar, ¿ocurre igual con el teléfono?

El jugador puro necesita que el juego vaya a la máxima potencia. Por esto lo que hemos creado es una herramienta con la que puedes establecer el nivel de potencia que quieres cuando estás jugando, así como quitar todos los procesos que quieras quitar. Desde llamadas a WhatsApp, lo que quieras. Puedes poner toda la RAM y potencia sobre el juego. Es una forma en la que damos al usuario el control total del dispositivos a nivel de software y hardware. Puede modificar la sensibilidad, la luminosidad... Gusta muchísimo porque resuelve el problema de Android en el que se quedan muchos procesos trabajando por detrás, con esto lo quitas todo.

Lenovo Phone Duel.

¿Han tenido que hacer algún tipo de concesión a la hora de diseñar el teléfono para centraros en el apartado gamer?  

Todos los aspectos son de gama alta. Hasta la cámara trasera es de máxima calidad, no sólo en hardware, sino también gracias a la implantación de la Inteligencia Artificial de  Motorola desarrollada para fotografía, que ha sido fácil traerla a nuestro producto. El compromiso está en todo el producto. Que sea potente y el teléfono gaming más ligero del mercado.

El único sacrificio que hemos tenido que hacer ha sido quitar el jack de audio, porque el espacio que necesita el 5G y la doble batería es grande. Al final si teníamos todo teníamos un producto demasiado grande y que no estaba balanceado, con lo que no resultaba cómodo sujetar y jugar con las manos. Entiendo que muchos gamers se puede ver frustrados por la decisión, porque han invertido en auriculares buenos. Lo siento pero hay adaptadores que se pueden seguir usando. Es el único aspecto que hemos comprometido. Es la solución mejor.

La gama Legion de PC sirve como embajadora del teléfono. Aunque el móvil es llamativo en diseño, ahora tenemos portátiles gamers más discretos, ¿cómo ha sido el proceso de reconvertir el equipo sin sacrificar experiencia?

Igual que sucede en la parte del móvil, tenemos un contacto muy directo en los gamers. El jugador de portátil estaba pidiendo un producto más minimalista donde los componentes son parte del diseño. Antes teníamos muchos colores y luces. Ahora tenemos un mix perfecto para que el diseño tecnológico interno cree una experiencia estética. Todos los cables están por detrás, ha mejorado la salida del aire, el teclado... El cambio es radical. Parece que sólo se ha cambiado el diseño externo a algo más minimalista, pero nada más lejos, el cambio ha sido completo.

Portátil Legion.

¿Qué es lo que más piden los gamers a la hora de comprar un portátil?

La potencia es sí o sí. Eso no se discute. Los otros pilares que más se buscan son el teclado, donde Lenovo tiene una experiencia que, a partir del ThinkPad ha desarrollado el mejor teclado del mercado. También la calidad de la pantalla, que debe ser luminosa y bien calibrada. Así como una fiabilidad y eficiencia mientras juego, donde la temperatura es clave. Cuando tienes una caída de potencia es por el calentamiento de la máquina. Hacemos un esfuerzo grande no sólo con sistemas de refrigeración, sino también con una serie de sensores que monitorizan el estado. 

El jugador de portátil estaba pidiendo un producto más minimalista donde los componentes son parte del diseño.

¿Cómo se afronta desde el mercado de PC gaming la llegada de las consolas y las plataformas para jugar en la nube?

Lo afrontamos con mucho interés y positividad. Cuando se lanzó la primera PlayStation todo el mundo pensaba que el PC gamer moría, pero no fue verdad. A la gente le gusta jugar tanto con la consola como con el PC. Por suerte en los últimos años está habiendo una convergencia con plataformas como Xbox Pass, que puedes jugar en el PC o en el móvil.

La nueva experiencia afecta principalmente a la consola, pero hay jugadores que lo tienen todo. Habitualmente vas a usar la consola en el salón y el PC es una cosa más privada. El gamer de PC queda para jugar con sus amigos, es otro estilo de juego. Puede tener la consola en casa, pero son momentos diferentes. Las plataformas en la nube son un nuevo modo de jugar, uno más, probablemente más social.