Más de 3 décadas y varios presidentes del gobierno después, los marines de Estados Unidos tendrán nueva arma corta. Desde que Ronald Reagan se estableciera como inquilino en La Casa Blanca, ninguna administración se había enfrentado a la dura decisión de cambiar de pistola a uno de los cuerpos del ejército de Estados Unidos.

Noticias relacionadas

Actualmente los marines del país norteamericano cuentan con un inventario amplio de pistolas que serán reemplazadas en su totalidad por el mismo modelo: la M18. Según ha publicado el propio cuerpo de marines, los primeros en recibir el nuevo modelo serán los centros de entrenamiento, batallones de reconocimiento, los oficiales de los Marshall y los cuerpos de seguridad de los marines.

El inventario actual de los marines pasa por pistolas más o menos antiguas como las M9, M45A1 y M007. La primera corresponde con la clásica Beretta M9 que en la actualidad sigue prestando servicio en multitud de unidades y que fue desarrollada en los años 80.

¿Qué trae de nuevo la M18?

El primer contacto de este modelo de arma con el ejército de Estados Unidos se produjo en 2017 cuando se cerró un contrato entre el fabricante y la U.S. Army. El objetivo era el mismo: sustituir las M9. Que ya acumulaban años de servicio, por las M17 y M18. Ahora, el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos (USMC, de sus siglas en inglés) ha hecho lo propio para sus soldados con el segundo modelo.

M18 en manos de un marine de Estados Unidos Cuerpo de Marines Omicrono

La M18 está fabricada por la suiza SIG Sauer, una de las gigantes de la industria de armas en el mundo que tiene en su catálogo algunas míticas como la P220. Al igual que la M9, posee un calibre de 9 mm, pero a diferencia es mucho más modular. "La pistola incluye componentes intercambiables para adaptarse al tamaño de mano. El fabricante pone a disposición un módulo que permite a los marines quitar el mecanismo de disparo e insertarlo en un nuevo tamaño de empuñadura", según recoge el comunicado de prensa.

En la parte superior del arma también han implantado un rail donde poder acoplar linternas o láseres para apuntar al objetivo. "Los marines pueden colocar más objetos en la M18, como mirillas de punto rojo, una vez se aprueben", ha declarado el sargento Randall McClellan, jefe del programa de pistolas en Weapons Training Batallon.

M18 en manos de un marine de Estados Unidos Cuerpo de Marines Omicrono

Otro de los cambios más significativos es que la M18 pierde la doble posición del gatillo. "Para algunos marines, tener dos formas de apretar el gatillo aumenta la dificultad debido a las diferentes presiones en las que se actúa", ha declarado McClellan. En la M18, el gatillo va a requerir la misma presión siempre". Gracias a esto, se elimina mucha complejidad al arma haciéndola más ligera.

Los especialistas han hablado

Según han informado, el evento de bienvenida de la M18 se realizó el pasado junio en un evento donde participaron marines y personal civil de varias organizaciones del cuerpo. "Me siento más confortable agarrando la M18 que la M9, principalmente por el agarre intercambiable", declaró el sargento Journey Granados.

Que las unidades de entrenamiento sean las primeras en recibir la nuevo arma no se ha dejado al azar. "Los instructores entrenarán con el equipo nuevo y después serán responsables de examinar a otros marines". Básicamente los marines se tendrán que acostumbrar al nuevo gatillo de una sola presión, en lugar del doble accionamiento de la anterior pistola.