La adaptación a las nuevas normas de higiene ha provocado que las empresas tengan que acelerar esos proyectos tecnológicos que tenían cociendo a fuego lento. El uso de smartphones, datos biométricos o aplicaciones de todo tipo (incluso rastrear posibles contagios) han surgido en estas últimas semanas como respuesta a la necesidad de reapertura de comercios y establecimientos de hostelería en España en las mejores óptimas.

Noticias relacionadas

La empresa de restauración Goiko, conocida por sus populares hamburguesas que han llegado hasta París, también ha innovado en el apartado tecnológico y ha aprovechado el smartphone para poner al cliente en el centro de su servicio y que haya el menor contacto posible yendo un paso más allá del código QR con la carta que podemos ver en muchos negocios de hostelería.

Además de Goiko, la empresa tiene bajo su paraguas una segunda marca: Yakuza. Un sushi poco habitual y que desde sus inicios se planteó como un proyecto en el que probar los avances tecnológicos que luego se implantarían en toda la marca hermana. Algo así como el "conejillo de indias" de la empresa madrileña donde poner a prueba al equipo técnico implementando las últimas novedades tech del sector.

Aunque la huella tecnológica de la compañía ya era elevada, el confinamiento y la cadencia de reaperturas obligó a Yakuza a darle una vuelta de tuerca más a sus restaurantes, haciendo reales algunas de las innovaciones que se habían planteado más a largo plazo.

Smart Orders de Yakuza Yakuza Omicrono

Smartphone en el restaurante

Llevar años pudiendo pedir comida a domicilio mediante nuestro smartphone no quita que todavía nos resulte extraño encontrar una tablet sobre la mesa de un restaurante. Normalmente, y salvo algunas cadenas de comida rápida, la interacción con un camarero es la única forma de conseguir un bocado. En Yakuza no. En sus restaurantes la comanda ya se había trasladado a cada una serie de iPads repartidos en las mesas desde donde el propio cliente puede hacer el pedido y pedir la cuenta. Sin esperas ni tiempos muertos. Simplemente te sientas, pides en pantalla y el pedido se llega directamente a la cocina y al encargado de barra.

Desde la compañía asegura que la acogida por parte del público es muy buena. Pero con esto de las nuevas medidas higiénicas, en Goiko han implementado Smart Order, un sistema de pedidos que se gestiona de principio a fin desde nuestro propio teléfono. Ya no tendremos ni que tocar la tablet.

Sushi de Yakuza Goiko Omicrono

"El cliente llega al local, escanea el QR de la mesa que le conduce a la carta, ingresa al sistema con una cuenta de Gmail o como invitado, comanda todo lo que quiere comer y cuando haya terminado pide la cuenta", explica Alberto Revuelta, encargado de la gestión de Business Analytics y Big Data del equipo de Sistemas Goiko, a OMICRONO. Además, la comanda no es cerrada y si en el transcurso de la comida nos antojamos de otra ronda de bebidas o de más productos podremos perdirlos igualmente y se sumarán automáticamente a la cuenta final.

"Funciona como una cesta de eCommerce donde se van quedando todos los productos y más tarde solicitas la cuenta. Llegados a este momento, llega el personal del staff deja el dispositivo TPV, pagas con tu tarjeta y ya está", explica Revuelta, que indica que -pese a todo-, "también ofrecemos la posibilidad de pedir de la forma tradicional, con un camarero acercándose a la mesa. Es importante porque muchas veces no sabemos qué pedir y siempre el camarero nos puede guiar en el menú", añade Revuelta

Nos indican que Smart Order está, por el momento, implementado solamente en Yakuza. "Hemos adaptado el sistema que se empleaba en los iPad y lo hemos trasladado al smartphone de cada cliente". Añade que "nuestro departamento de ventas sí percibe que cuando un cliente puede ver cómo son los platos suele pedir más".

"En Yakuza siempre han ido más avanzados en el tema tecnológico, no es lo mismo implantar un proyecto en cuatro locales que en una red extensísima [como es la de restaurantes de Goiko]. Pero la idea es llevar Smart Order también a Goiko, poco a poco", señala Alberto Revuelta.

Seguimiento de pedidos al minuto

Otra de las tecnologías de la casa Goiko que se han acelerado durante estos últimos meses es el SIP o Sistema de Información de Pedidos. Esta solución ha sido desarrollada para los riders de las diferentes empresas y para los clientes que opten por pedir comida para llevar.

Restaurante de Yakuza en Madrid Yakuza Omicrono

"El SIP es algo que teníamos planeado en nuestro roadmap y se ha acelerado por el coronavirus para evitar las aglomeraciones en la entrada de los establecimientos. Bien mediante un código QR o por la web puedes revisar en qué estado se encuentra el pedido realizado".

Con esto se evita que los riders estén entrando y saliendo constantemente del local para interesarse sobre la situación del pedido. Alberto Revuelta también apunta a que si el repartidor tiene otros pedidos de restaurantes cercanos pueda gestionar mejor el tiempo sabiendo en qué fase se encuentra el de Goiko.

SIP de Goiko Goiko Omicrono

"En horas picos y en algunos locales sí hay bastante aglomeración de gente y no era lo más seguro e idóneo. A nivel cliente, también se evitan esperas a la puerta de los locales". Este movimiento se complementa con un SMS que le llega al cliente informándole de que su pedido ha finalizado y está listo para la entrega. Así que tampoco tendrá que estar muy pendiente de la web. "Este sistema funciona en Goiko, Yakuza y Goiko Basic", recalca Revuelta.