La existencia de una cámara interior en los Tesla Model 3, que es capaz de grabar a los ocupantes no era un secreto, pero su función concreta no estaba del todo clara; ahora Elon Musk ha confirmado que será usada cuando estos coches reciban la autonomía completa.

Noticias relacionadas

El Model 3 fue el coche que lo cambió todo para Tesla. Es su modelo más asequible (aunque sigue siendo caro para la mayoría de compradores), el que es más fácil de fabricar y el que sirve de base para nuevas versiones como el Model Y.

También fue el coche que realmente estaba preparado para la autonomía completa desde el principio, gracias a la variedad de cámaras y la compatibilidad con las últimas versiones de AutoPilot gracias a sus ordenadores integrados.

Como es normal, el Model 3 ha sido despiezado y analizado hasta la saciedad, tanto por sus aficionados como por la competencia. El plan de Tesla estaba a la vista de todo el mundo, y Elon Musk lo confirmó en su día: quería que el Model 3 fuese un coche autónomo, capaz de conducir por si solo usando sólo las cámaras integradas y la potencia de su IA.

El misterio de la cámara interior del Tesla Model 3

Pero había un detalle que no encajaba: una cámara que no cumple ninguna función relacionada con la detección de semáforos o coches. Esa cámara está en el interior, y es capaz de capturar todos los asientos. La existencia de esta cámara era conocida, y había muchas elucubraciones sobre su utilidad.

Una investigación reciente ha revelado que esta cámara interior tiene la misma resolución que las del exterior; también que es capaz de grabar a los ocupantes gracias a su posición, aunque no puede capturar lo que están haciendo con sus manos, excepto en el caso del pasajero del asiento central trasero.

Inicialmente, se hablaba de la posibilidad de que esta cámara rastrease los movimientos de nuestros ojos, como ya hacen otros sistemas de ayuda a la conducción para saber si estamos mirando la carretera. Pero la cámara no está orientada al conductor.

Los robotaxis, para este 2020

Ahora Elon Musk ha usado Twitter (cómo no), para confirmar una de las teorías: la cámara interior se usará para grabar a los ocupantes de los Tesla usados como "robotaxis".

Cuando la actualización que implemente autonomía completa llegue a los Tesla, la compañía espera usar una flota de vehículos para ofrecer servicios de taxi autónomo en algunas ciudades; además, también permitirá que los propios usuarios dejen que su coche participe en estos servicios cuando no lo están usando.

Los Tesla serán capaces de llevarnos a la localización que queramos

Eso puede suponer un problema evidente: si el coche vuelve a nuestra casa y hay partes del salpicadero rotas, por ejemplo. La cámara interior servirá para grabar a los clientes mientras están dentro del coche, y en caso de vandalismo, servirá para saber quién tiene la culpa.

Esto parece algo muy lejano, pero en realidad el propio Musk ha confirmado que los robotaxis probablemente llegarán este mismo año 2020, como estaba previsto inicialmente. La gran incógnita está en cuándo recibirá la aprobación de las autoridades reguladoras, ya que probablemente se tratará del primer servicio de robotaxi disponible de manera amplia.