Izan González

Tecnología

El Razr y el ThinkPad X1 en persona: las pantallas flexibles de Lenovo están aquí

Hemos probado durante unos minutos el smartphone Motorola Razr y el portátil empresarial Lenovo ThinkPad X1. Y solo tenemos una cosa clara: el futuro es plegable.

Noticias relacionadas

Las pantallas plegables ya se han erigido como la siguiente gran revolución tecnológica dentro de los dispositivos de consumo. Cada vez son más las compañías que eligen este formato para sus buques insignia y Lenovo no iba a ser menos en los segmentos de PC y smartphone.

De la mano del 5G, los smartphone plegables dejaron boquiabierto al mundo cuando Samsung se aventuró presentando su Galaxy Fold. Huawei vino detrás con el ya casi olvidado Mate X y el resto de compañías se pusieron manos a la obra para lanzar su apuesta a la vez que ponían la lupa en  los errores cometidos por Samsung.

Unos meses después y con la lección bien aprendida, ya podemos comprar el Galaxy Fold y grandes fabricantes como Lenovo nos muestran el Motorola Razr para la estantería de los smartphones y el ThinkPad X1 como un híbrido entre ordenador y tableta.

Motorola Razr: por fin un pliegue útil

Uno de los aspectos más criticados de los smartphones plegables es su tamaño, pero el Razr ha sabido hacer una lectura correcta de la situación. Otros terminales recurren a un smartphone de gran tamaño que se despliega para convertirse en una tablet. El Razr es un dispositivo tipo concha de pequeñas dimensiones que, cuando se despliega, nos ofrece la experiencia de un smartphone de 6,2 pulgadas.

Izan González

Cuando lo tenemos plegado tan solo habrá una pequeña pantalla a la vista en la que ver las notificaciones, información del estado del teléfono y poder utilizar la cámara principal como una frontal para hacernos selfies.

Hemos podido tenerlo en la mano y, a falta de un análisis más en profundidad, podemos decir que el tamaño y el formato son extraordinarios. Con el teléfono plegado en el bolsillo tendremos un dispositivo muy compacto y no extremadamente grueso como otros conceptos. Y cuando nos decidamos a desplegarlo, las 6,2 pulgadas en un formato panorámico harán que nos sintamos como en casa.

Izan González

Algo más de 200 gramos (204 en concreto) de plástico y componentes que ofrece buena sensación de robustez. La bisagra y toda la parafernalia asociada a la sistema de pliegue son los responsables de un peso que desplegado pasa desapercibido pero con el Razr cerrado lo hace ser algo denso.

El teléfono al que hemos tenido acceso en el evento de Lenovo era un prototipo, así que es más que probable que algunos aspectos físicos no se hayan pulido en esa unidad y los smartphones que lleguen a los usuarios finales estén más afinados. Lo que sí hemos podido notar es la bisagra por debajo la pantalla con una mínima presión en la zona.

Izan González

Desconocemos si ese es uno de los aspectos clave a mejorar o el problema es tan complejo que no se ha podido salvar para esta primera hornada de teléfonos inteligentes plegables. Desvelaremos el misterio cuando lo probemos en profundidad.

Lenovo ThinkPad X1... ¿Es un ordenador?

La marca oriental es especialista en nuevos formatos de portátiles y lo ha demostrado con gamas tan exitosas como la Yoga. Ordenadores pensados y diseñados para la movilidad que en el segundo semestre de 2020 van a recibir un nuevo integrante denominado ThinkPad X1.

Izan González

La denominación ThinkPad la asociamos en Lenovo a la gama de portátiles con carácter empresarial. Esto nos puede dar una pista de dónde situar el ThinkPad X1 que abre la veda, junto con el Microsoft Surface Neo, a una nueva forma de ordenador portátil plegable.

Izan González

El diseño es su gran baza y nos parece excepcional. La calidad de la pantalla hace que nos olvidemos de que estamos delante de un dispositivo plegable hasta que lo vayamos a guardar. Si Lenovo lo vende bien (que de esto sabe mucho) y Windows 10X consigue ser una alternativa más ligera al Windows 10 original estamos delante de un nuevo segmento con muchísimo potencial.