University of Delaware

Tecnología

Corales impresos en 3D, la solución que podría salvar a millones de especies

Noticias relacionadas

Los corales son especies muy sensibles a los cambios de temperatura del océano. Una situación que, por desgracia, cada vez es más común debido al cambio climático que está sufriendo nuestro planeta.

Las consecuencias son cada vez más palpables. Según un estudio, entre 2014 y 2016 murieron aproximadamente el 29% de los corales de la Gran Barrera de Coral australiana, el mayor arrecife de coral del mundo. El problema radica también en que la muerte de los corales hace peligrar la existencia de determinadas especies peces y flora acuática.

Ahora, una investigación parece haber dado con la tecla para poder llenar ese vacío dejado por los corales muertos. El estudio afirma que podríamos sustituirlos por corales impresos en 3D, ¿será suficiente? ¿Aceptarán los peces estos corales artificiales?

Corales impresos en 3D

Una nueva investigación de Danielle Dixson, de la Universidad de Delaware, demuestra que los corales impresos en 3D podrían servir perfectamente para sustituir o complementar a los corales naturales.

Para comprobarlo los investigadores crearon cuatro modelos diferentes de corales artificiales mediante impresión 3D a partir de materiales de bajo coste, como el poliéster y dos materiales biodegradables. Uno de ellos a partir de almidón de maíz y otro del mismo material mezclado con polvo de acero inoxidable.

Estos científicos seleccionaron un tipo de pez típico de los corales y lo metieron en una pecera con un coral real y los cuatro artificiales. Sorprendentemente, el pez no mostró ninguna preferencia sobre ninguno de los corales, éste se mostró cómodo en todos los hábitats.

Una de las investigadoras relata que a los pequeños peces de arrecife no les importa si el hábitat es artificial o natural, simplemente quieren protección. Ésta es una excelente noticia que podría salvar a millones de especies del lecho submarino.

Resulta curioso que a nadie se le hubiera ocurrido hasta ahora. Si ya se construyen casas mediante impresión 3D, ¿por qué no hacerlo con los hogares de esas especies acuáticas en peligro de extinción? Sin duda, todo parece indicar que la impresión 3D cobrará una gran importancia durante los años venideros.