starhopper spacex 1

starhopper spacex 1

Tecnología

Vídeo: El prototipo del cohete para Marte de SpaceX se ve envuelto en una bola de fuego

Una bola de fuego en el cohete de pruebas de SpaceX ha obligado a retrasar los primeros lanzamientos, un contratiempo que no se esperaba.

Noticias relacionadas

Las esperanzas de Elon Musk para llevar a la humanidad a Marte residen en la Starship, una gigantesca nave espacia con un cohete capaz de llevar a toda una tripulación y todo el material necesario tan lejos. Es uno de los proyectos más ambiciosos en la actualidad, en cualquier campo, y mucho depende de él; es por eso que las pruebas están siendo exhaustivas, usando el Starhopper, un prototipo de la nave, mucho más pequeño pero muy similar.

El Starhopper está diseñado para pasar todo tipo de pruebas, y usar lo que se aprenda de ellas para construir la Starship; por eso es normal que ocurran errores, pero también hay que decir que este prototipo está “sufriendo” más de lo normal. A principios de año algunas de sus partes acabaron por los suelos, después de que un vendaval afectase a las instalaciones de SpaceX en Texas; y ahora, ha sido envuelto en llamas.

Bola de fuego en el cohete de pruebas de SpaceX

Así lo revela un vídeo grabado en la noche del 16 de julio, cuando se realizaron las pruebas de encendido del cohete de cara a los primeros lanzamientos. Después del arranque inicial de los motores, se ve cómo algunas partes del cohete están en llamas; hasta ahí parece que la situación está relativamente controlada. Pero lo gordo llega pocos segundos después, cuando los servicios del lugar ya están aplicando chorros de agua al cohete.

starhopper spacex 2

starhopper spacex 2

En ese momento, una segunda bola de fuego se expande rápidamente, envolviendo completamente al cohete y la plataforma en la que estaba. Las imágenes son espectaculares, pero la bola de fuego se disipa en poco tiempo y finalmente sólo quedan algunas llamas en el cohete, que pudieron ser controladas.

SpaceX no ha aclarado qué es lo que ocurrió, y si alguna pieza falló o simplemente fue un error durante el proceso. Pero este es un golpe, otro más, a un proyecto que no lo necesitaba. Esta prueba de encendido precisamente era la antesala de un lanzamiento que se iba a producir esta semana; el Starhopper es capaz de realizar pequeños “saltos”, que simulan el lanzamiento del cohete final. Se esperaba que esta semana fuese a alcanzar los 20 metros de altura; entonces sería capaz de mantenerse a esa altura, realizar algunas maniobras, y finalmente aterrizar. Esta prueba finalmente no se realizará esta semana, presumiblemente está pospuesta hasta que los ingenieros sepan qué es lo que ocurrió.