Tecnología

Controlar máquinas con la mente: los avances cerebrales revolucionarios de Elon Musk

Neuralink, la empresa de Elon Musk dedicada a la Inteligencia Artificial, ha presentado sus planes para controlar máquinas con la mente usando 'hilos'.

17 julio, 2019 09:18

Siempre que Elon Musk anuncia un gran evento, se genera un hype increíble. Las empresas de Elon Musk tienen la voz cantante al menos en lo que a innovación se refiere en varios aspectos importantes, y el magnate sudafricano no desperdicia una oportunidad para sacar pecho de ello y mostrar sus nuevas noticias al mundo. En un evento de Neuralink realizado este mismo lunes, Elon ha desvelado los planes de la compañía para crear una conexión entre máquina y mente de una forma un tanto especial.

Los planes de Neuralink que han desvelado en una intensa presentación se basan en el implante en el cerebro de una serie de ‘hilos’ (así como una máquina para insertarlos), que nos permitirá disfrutar de una interfaz mente-máquina que ayudará a que personas paralizadas corporalmente puedan manejar tecnología en una revolucionaria idea.

‘Hilos’ especiales en el cerebro para controlar máquinas con la mente

Neuralink_2

Neuralink_2

El objetivo de la tecnología que Elon Musk ha mostrado al público es la de implementar dispositivos en personas paralizadas para así poder controlar máquinas como smartphones u ordenadores con la mente. Para ello, Neuralink ha desarrollado una especie de hilos, mucho más finos y que tienen muchas menos probabilidades de dañar el cerebro ante alternativas para usar interfaces máquina-cerebro actuales.

Gracias a estos hilos que tienen un ancho de 4 a 6 micrómetros también abren la posibilidad de que se pueda transferir una mayor cantidad de datos. En un documento acreditado por Elon Musk y Neuralink se detalla que dicho sistema podría incluir “hasta 3,072 electrodos por conjunto distribuidos en 96 subprocesos”.

Esto de controlar máquinas con la mente no es ni mucho menos nuevo. La primera persona paralizada en recibir un implante cerebral que le permitió usar un ordenador fue Matthew Nagle, en 2006. Nagle sufría una lesión en su médula espinal y una vez recibió dicho transplante, pudo jugar al Pong con el cerebro. Esto le llevó 4 días según contó en el New York Times y gracias a los últimos avances en este campo estas personas han podido controlar incluso brazos robóticos.

El sistema que se usó con Nagle se llama BrainGate y en caso de que el sistema de Neuralink funcionase podría ser un importantísimo avance respecto a esta tecnología. BrainGate se basaba en una serie de agujas rígidas que permitían hasta 128 canales de electrodos, llamaadas Utah Array. Estas agujas son peligrosas a largo plazo ya que pueden provocar daños siendo estas fijas ,pero el cerebro en el cráneo sí se mueve. Finalmente, Array tiene menos canales que el sistema propuesto por Musk, recogiendo así menos datos del cerebro.

Dada la flexibilidad de estos hilos, no obstante, estos son más difíciles de implementar. De ahí que la firma especializada en IA haya creado el robot capaz de instalar dichos hilos de forma automática.

Neuralink 3

Neuralink 3

Este dispositivo inserta automáticamente los hilos en el cerebro, capaz de insertar hasta 6 (192 electrodos) por minuto. Esta máquina, además, evita los vasos sanguíneos pudiendo así recibir una menor respuesta inflamatoria del cerebro.

Neuralink 6

Neuralink 6

La última novedad que Neuralink ha mostrado al público ha sido un chip capaz de leer, limpiar y amplificar las señales del cerebro. Solo es capaz de transmitir datos a través de una conexión cableada vía USB-C, pero el objetivo referente a este chip es que pueda funcionar de forma inalámbrica.

Neuralink_5

Neuralink_5

Una vez esto se consiga, el chip denominado “sensor N1” estará diseñado para integrarse en el cuerpo humano y transmitir datos inalámbricamente. Neuralink busca implantar 4 de estos chips tres en áreas motoras y uno en un área de somatosensor. Se conectará de forma inalámbrica a un dispositivo externo montado detrás de la oreja, que contendrá la única batería y será controlado “a través de una app para iPhone”, según Hodak.

Elon Musk quiere una “fusión con IA”

Abanderando los resultados que Musk mostró, el magnate aseguró que “un mono ha podido controlar un ordenadorcon su cerebro”. Lo que busca Musk es “lograr una simbiosis con inteligencia artificial”. Incluso en un “escenario benigno”, los humanos se quedarían “atrás”. Por lo tanto, lo que Musk desea es  crear una tecnología que permita una “fusión con IA”. Finalmente Musk aseguró que: “somos un cerebro en una cubeta, y esa cubeta es nuestro cráneo”, por lo que el objetivo es leer los picos neuronales de ese cerebro.

Max Hodak, presidente de Neuralink, también estuvo en el escenario admitiendo que al principio no estaba precisamente convencido de esta idea. Hodak aseguró que “Neuralink no salió de la nada, hay una larga historia de investigación académica aquí. Estamos, en el mejor sentido, construyendo sobre los hombros de gigantes”. No obstante, ninguna de las tecnologías actuales permite el objetivo de Neuralink de leer estos picos neuronales de forma mínimamente invasiva.

Los primeros experimentos del nuevo sistema de Neuralink se realizaron con neurocientíficos en la Universidad de Stanford. “Esperamos tener esto en un paciente humano para fines del próximo año”.

elon musk

elon musk

En estos momentos Neuralink está probando esta nueva plataforma en ratas para asegurarse de que la tecnología es estable. Si estos avances de Neuralink se llevan a un plano todavía mayor, puede suponer un avance importante a nivel tecnológico; una conexión cerebral con un “alto ancho de banda” implantada con un robot a través de cirugía. Gracias a estos hilos delgados y flexibles se conseguiría registrar mucha actividad neuronal y obtener resultados mejores y más precisos que en casos anteriores en los que se crearon peores interfaces cerebro-máquina.