Intel-10-1

Intel-10-1

Tecnología

Intel contraataca con sus primeros procesadores de 10 nm con Inteligencia Artificial

Ya están aquí los primeros procesadores de 10 nm de Intel. Esta es la respuesta de la firma contra los nuevos Ryzen 3000 de AMD.

Noticias relacionadas

Ha tardado. Se ha hecho demorar. Pero por fin, al final, Intel lo ha conseguido: han llegado al fin los primeros procesadores de 10 nm de Intel. Esta es la respuesta de la firma de hardware ante el bombazo que supusieron los nuevos Ryzen 3000 de AMD, que no solo barrieron en potencia sino en calidad-precio.

Estos nuevos procesadores vienen con importantes mejoras además del nuevo proceso de fabricación. Tendrán, además de Wi-Fi 6 incorporado, Inteligencia Artificial. Y no solo eso; la GPU integrada ha sido ampliamente mejorada.

Los primeros procesadores de 10 nm de Intel: la respuesta contra AMD

Intel-10-4

Intel-10-4

Intel responde en la Computex a AMD con fuerza: los 10 nanómetros de Intel ya son oficiales. Como es habitual, los procesadores de Intel Core se dividirán en 3 gamas: i3, i5 e i7 y tendrán importantes mejoras en sus puntos flacos. Estos procesadores pertenecen a la familia Ice Lake, y estrenan la arquitectura Sunny Cove junto a la undécima generación de gráficos integrados Intel. La gran baza de estos procesadores son su proceso de fabricación a 10 nanómetros, lo cuál hará que estos procesadores sean más eficientes a la hora de trabajar.

El primer punto y el más importante es la inclusión de la Inteligencia Artificial mediante la tecnología de aprendizaje profundo Intel Deep Learning Boost. Intel asegura que esta IA conseguirá “un rendimiento de inteligencia artificial acelerado casi 2.5X , rendimiento de gráficos casi el doble de mejores y velocidades inalámbricas casi el triple más rápidas”. Por lo tanto, estamos hablando de una importantísima mejoría de el doble y medio respecto a los anteriores procesadores, al menos en lo que respecta a portátiles. Esto se traduce en que la CPU procesa imágenes a través de la interfaz de aprendizaje profundo ResNet-50, haciendo que tareas que requieran de IA como Microsoft Photos sean más rápidas.

Intel-10-10

Intel-10-10

Gracias a esta nueva arquitectura, Intel asegura que sus procesadores pueden manejar 18 por ciento más de instrucciones por reloj (IPC) que antes. En el paquete de actualizaciones también nos encontramos con una caché L1 y L2 mucho más grande, más puertos de ejecución, un nuevo controlador de memoria y una nueva unidad de procesamiento de imágenes.

Intel-10-7

Intel-10-7

La gran mejoría se la llevan sus gráficos integrados Iris Plus, con los que ya podremos jugar decentemente a juegos en 1080p. Tiene un rendimiento superior a un teraflop, con 64 unidades de ejecución y una velocidad de reloj de hasta 1.1 GHz. Los gráficos integrados de Intel 620 tenían, por comparación, solo 24 unidades de ejecución. En términos de FPS, Intel estima que en 1080p se podrán alcanzar los 60 en Rocket League, 70 en CS:GO y 30 en Fortnite.

Iris Plus también alcanza la compatibilidad con el estándar de sincronización adaptativa de VESA, para evitar el tearing de la pantalla y suavizar la imagen. También ofrecerá aceleración de codificación de video para contenido de 4K / 60FPS HEVC / VP9 e incluso 8K a 30FPS. Estos encoders se podrán usar en programas como Adobe Premiere y Cyberlink PowerDirector, algo que con gráficos integrados de Intel era sencillamente imposible. Finalmente, tenemos soporte directo para la reproducción de HDR y Dolby Vision, así como una mejor eficiencia de energía.

Intel-10-5

Intel-10-5

Entre otras compatibilidades, los primeros procesadores de 10 nm contarán con una mayor eficiencia energética pra portátiles y sus baterías y además tendrán compatibilidad con el Wi-Fi 6, para aprovechar toda su potencia. Esta tecnología inalámbrica ofrece hasta un 40 por ciento más de velocidad. También tenemos por fin soporte para Thunderbolt 3, como era de esperar.

Hay que aclarar que estos primeros procesadores de 10 nm de Intel son para ultra portátiles, por lo que son CPUs para ello. Aún tendremos que esperar un poco más para ver los pprimeros procesadores de Intel de escritorio con este proceso de fabricación. Sin embargo, son un salto importante no solo respecto a lo que ya teníamos en el panorama de portátiles, sino en general. Tenemos una nueva arquitectura más eficiente, unos gráficos integrados por fin mejorados y en definitiva unos portátiles mejor potenciados con estos procesadores.

Imagen de portada | Intel