ordenador

ordenador

Tecnología

¿Vivimos en una simulación? Este científico cree que sí

¿Vivimos en una simulación de mentira? ¿Una sofisticada simulación? Este científico del MIT cree que lo más probable es que así sea.

Noticias relacionadas

¿Podrían los seres humanos estar viviendo en una simulación? Esta pregunta suscita todo tipo de reacciones. Algunos se lo toman a risa y piensan que solo un conspiranoico podría afirmar algo así; otros, creen que hay que tomárselo muy en serio porque es una posibilidad real. Ahora, es un científico del MIT quien afirma que es más probable que vivamos en una simulación.

Si vivimos en una simulación, ¿cómo puede ser?

Rizwan Virk, científico de la computación y desarrollador de videojuegos en el MIT, acaba de publicar un nuevo libro en el que trata este tema. Éste, en el libro “La hipótesis de la simulación” utiliza multitud de argumentos para apoyar la teoría de que los seres humanos vivimos en una simulación. El portal Digital Trends lo ha entrevistado para conocer su opinión al respecto.

Probamos la realidad virtual de Zero Latency, ya en Barcelona

Probamos la realidad virtual de Zero Latency, ya en Barcelona

Virk relata al medio citado una experiencia que le influyó a la hora de escribir el libro. Éste explica que jugó al ping pong en Realidad Virtual y le resultó tan realista que se olvidó completamente de que estaba en una simple habitación con unas gafas de VR.

Al terminar la partida, Virk se intentó apoyar en la mesa virtual y casi cae al suelo, ya que la mesa no existía realmente. Esta experiencia le resultó chocante al científico, puesto que se dio cuenta de que los videojuegos podrían llegar a ser tan reales que podríamos no distinguirlos de la realidad.

La hipótesis de la simulación

La idea fundamental de la hipótesis de la simulación de Virk es que todo lo que está a nuestro alrededor forma parte de un MMORPG muy sofisticado; esto es, un juego de rol multijugador masivo en línea. Supuestamente, cada humano es un jugador del juego; aunque, la hipótesis trata dos modalidades.

jugar

jugar

En la primera, todos somos Inteligencia Artificial ejecutada directamente desde el ordenador de otra persona perteneciente a una civilización más avanzada. En la otra, los humanos somos “personajes de jugador”; personas conscientes que existen fuera de la simulación pero que ocupan un personaje para jugar. Tal y como en algunos juegos escogemos un enano o un elfo.

¿Por qué crearía una civilización una simulación como la nuestra?

Virk cree que, en caso de que los humanos vivamos en una simulación, ésta podría haber sido creada para ver cómo nos comportamos. En cierto modo, ver cómo terminaría una civilización simulada; observando así si nos destruiríamos entre nosotros o crearíamos nuestra propia simulación.

matrix

matrix

Mirándolo desde la teoría de los “personajes de jugador”, Virk cree que podría servir para que nuestros creadores hicieran cosas que en la vida real no pueden. Es un argumento con bastante lógica, puesto que los seres humanos también hacemos lo propio en los videojuegos. La serie llamada WestWorld trata precisamente este tema.

“Es más probable que vivamos en una simulación a que no”

Si estamos dentro de un juego o simulación, lo más probable es que cada uno de nosotros tenga misiones u objetivos que cumplir. Virk relaciona nuestro personaje con las tradiciones místicas orientales y las religiosas occidentales. Así, cada personaje contaría con determinadas características. Del mismo modo, relaciona los deseos con los deportes que realizamos o no.

También vincula estos “objetivos” con los empleos que realizamos. Pese a ello, cree que aquellos que nos dirijan tienen libertad de elección para decidir lo que hacemos a continuación. Tal y como ocurre en la mayoría de videojuegos multijugador.

VR

VR

Virk finaliza la entrevista con el medio citado expresando que “es más probable que vivamos en una simulación a que no”. Unas palabras que ya hemos escuchado en boca de más de un científico y que, seguramente, seguirán siendo debate de la comunidad científica. Aquellos que quieran conocer más a fondo la hipótesis de Virk, podrán hacerlo leyendo su libro.

Foto destacada: @markusspiske en Unsplash